Se suma el diputado Rodolfo Huerta al movimiento por la despenalización del aborto

El diputado sin partido Rodolfo Huerta Espinosa se sumó a las legisladoras que impulsan la legalización del aborto en el Congreso de Puebla, con una reforma al Código Penal local que retiraría las sanciones de cárcel en caso de que se practique dentro de las 12 semanas de gestación. 

En el discurso que pronunció al presentar el proyecto al pleno en la sesión de este día, dio a conocer que mil 449 mujeres que residen en el estado se han trasladado a la Ciudad de México para someterse a ese procedimiento de manera salubre y segura, desde que se despenalizó en la capital del país en 2007 hasta el último reporte de las autoridades sanitarias de septiembre pasado.

De las 32 entidades federativas del país, Puebla se ubica en el tercer lugar por el número de usuarias de ese servicio, agregó el representante popular. 


Refirió que la iniciativa a favor de la despenalización la propuso por primera vez hace 13 años, como diputado de la LVI legislatura local, y consideró que no ha prosperado en Puebla “por diferencias ideológicas y filosóficas”, pues con el paso del tiempo “ha quedado claro que no son científicas y mucho menos jurídicas”.

Comentó que el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos contempla el derecho a la vida, exclusivamente de las personas, y en la Convención Americana de los Derechos Humanos el Estado mexicano adopta el derecho a la vida a partir del nacimiento.

Además, recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reconoció el derecho a decidir de las mujeres en las acciones de inconstitucionalidad 146/2007 y 147/2007.

En ese contexto, se solidarizó con las diputadas Rocío García Olmedo del PRI y Estefanía Rodríguez Sandoval de Morena, por la lucha que encabezan desde el inicio de la LX Legislatura a favor de que se legalice la interrupción del embarazo, a la que se sumó ayer tras rendir protesta como diputado el 5 de noviembre pasado, en sustitución de José Juan Espinosa Torres.

La iniciativa de reforma al Código Penal, que se envió a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia para su revisión, sugiere eliminar la sanción de seis meses a un año de prisión que actualmente contempla para “la madre que voluntariamente procure su aborto o consienta en que otro la haga abortar”.

Con ese propósito, Huerta propuso establecer en el artículo 339 que el “aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación”.