Ordena Claudia Rivera a Tesorería liquidar deuda histórica del municipio que data desde hace 16 años

Es Imagen

La administración municipal pagará a la banca privada los últimos 41 millones de pesos que restaban de una deuda por 480 millones de pesos que arrastraba el ayuntamiento desde hace 16 años, informó la edil Claudia Rivera Vivanco. 

En conferencia de medios, Rivera Vivanco afirmó que el ahorro por el pago de intereses se destinará a obra pública en la zona norte y sur del municipio.

La presidente informó que cuando inició su administración el pasivo había pasado de 480 a 318 millones de pesos, por lo que se trazó como objetivo ir reduciéndolo con el pago a capital, lo que permitió que se pudiera solventar antes del plazo establecido en el 2023. 


“La actual administración heredó una deuda de 318 millones de pesos. He instruido acabar con este adeudo de 16 años y reorientar los intereses en obra pública e invertir en acciones de justicia social”, agregó. 

En un video subido a las redes sociales por la alcalde afirmó que la deuda es una muestra de la “corrupción”, el “despilfarro” y la “opacidad” con la se condujeron los gobiernos del viejo régimen.

“Gracias a un buen manejo financiero, a un cumplimiento puntual de las mensualidades y a los pagos a capital efectuados desde 2018 actualmente tenemos la capacidad para terminar con esta deuda infame”, expuso.

Por su parte, el tesorero Armando Morales Aparicio, informó que cada año se presupuestaban 80 millones de pesos para el pago de la deuda del ayuntamiento, por lo que al cubrir el pasivo la Comuna ya no tendrá dicha carga y la podrá destinar a otros conceptos. 

Agregó que el pasivo se solventa a través del Fortamun de donde también se obtienen recursos para el salario de policías, servicios públicos y para el funcionamiento del Organismo Operador del Servicio de Limpia. 

Informó que esta misma semana se concluirá con el proceso administrativo para solventar el adeudo ante la banca privada. 

Expuso que el empréstito que será solventado esta semana data del 24 de noviembre de 2005, durante la administración de Enrique Doger Guerrero, cuando se solicitó una línea de crédito por 480 millones de pesos con el Banco Mercantil del Norte.

Posteriormente, el 20 de junio de 2007, durante la misma administración, se solicitó otro crédito simple por un monto de 150 millones de pesos.

Hubo más adeudos en otras administraciones las cuales fueron liquidadas en el periodo en el que duraron tales gobiernos.

Con el paso de las administraciones se liquidó el adeudo por 150 millones de pesos y únicamente quedó el de 480.

La actual administración municipal recibió este adeudo reducido a 318 millones de pesos, en tanto que no heredará más pasivos.