Rivera: estrategia de seguridad funciona; bajaron 22% los delitos y se desarticularon 80 bandas

La alcalde de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, afirmó que la estrategia de seguridad que su gobierno ha implementado en la ciudad para buscar su pacificación no sólo ha dado resultados en los últimos seis meses, sino que logró reducir la incidencia delictiva 22 por ciento con la desarticulación de al menos 80 bandas criminales.

Rivera Vivanco estuvo la noche de este jueves en la redacción de esta casa editorial para conceder una entrevista al periodista Fermín García en el programa “Aquí vamos” que se transmite en redes sociales.

En su tercera visita a La Jornada de Oriente, como alcalde en funciones, Rivera Vivanco hizo un análisis del resultado de su gestión a 15 meses que arribó a la presidencia municipal y del modelo que ha realizado para buscar la pacificación de la ciudad y recuperar la confianza de la ciudadanía.


La militante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) habló principalmente del tema de la seguridad, si buscará reelegirse en el cargo, del subejercicio presupuestal, la polémica generada por el Plan Integral de Movilidad con la instalación de bolardos y macetones en las calles de la capital, el plan de bacheo y relaminación de calles, así como las metas de su gobierno para 2020.

En una extensa entrevista de casi dos horas la alcalde negó que sea erróneo el indicador del Inegi en cuanto a la percepción de la inseguridad que ubica a Puebla en el primer lugar nacional, tras revelar que nueve de cada 10 poblanos se sienten inseguros viviendo en la Angelópolis.

Sin embargo, explicó que en esta misma encuesta que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) también se reveló que solamente tres de cada 10 poblanos consultados conocen a alguien o han sido víctimas de la inseguridad.

Por esta razón, recalcó, “una cosa es la percepción y otro los datos duros”, luego de exponer que el tema de la seguridad es responsabilidad de todos.

El análisis se centró en que los poblanos se sienten inseguros en los espacios públicos, como la calle, el transporte y centros comerciales, donde está el grueso de la población, porque han perdido la confianza entre los que habitan esta ciudad.

Partiendo de ello, Claudia Rivera dijo que el tema de la seguridad es el principal reto de su gobierno a combatir, así como la recomposición del tejido social.

De ahí –señaló– la necesidad de construir un modelo de seguridad, a nivel nacional y estatal basado en la pacificación del país.

Con policías no certificados y políticos corruptos creció el huachicol en Puebla

Por otro lado, Claudia Rivera hizo un llamado a no lucrar políticamente con el tema de la seguridad y protección civil.

“Las presiones políticas han llevado a tomar decisiones erróneas que nos han desgastado, como en 2013 cuando un político retiró a 2 mil policías comisionados en la capital poblana; se trató de cubrir los espacios vacíos con personal que no reunía los certificados de confianza, lo que nos llevó a la mala práctica  y pérdida de confianza de la ciudadanía”, explicó.

En ese contexto de “a río revuelto, ganancia de pescadores”, la presidente municipal dijo que el robo de combustible ubicó al estado de Puebla en el segundo lugar a nivel nacional por el número de tomas clandestinas.

Para hacerle frente a esta situación, recordó que el 2 de diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo dos acciones fundamentales para este cambio: el combate frontal al robo de hidrocarburos y la instalación de las mesas de coordinación territorial.

En el ámbito municipal, la alcalde informó que su gobierno puso en marcha la realización de operativos para desarticular bandas criminales.

Mientras el gobierno del exalcalde Luis Banck entregó un reporte de la desarticulación de apenas 12 organizaciones y la ejecución de cuatro operativos, comparó que en año y medio de su gestión han logrado acabar con 80 bandas delincuenciales.

A esto, Rivera Vivanco sumó que recibió una policía sin certificación de confianza, a excepción de algunos mandos medios.

“Lo que hicimos fue limpiar las corporaciones al interior, renovar 56 mandos con convocatoria pública para migrar a la profesionalización de carrera, desincorporamos al Departamento de Asuntos Internos, nos vinculamos con la Fiscalía Anticorrupción y pusimos a disposición a algunos agentes”, aseveró.

Con este golpe desde el interior del corporativo, la edil de Puebla aseguró que se acabó la complicidad entre las autoridades y el huachicoleo, los proveedores de drogas y políticos que eran parte de esos grupos delictivos.

Bajo dicho panorama, Claudia Rivera informó que pidió a la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Lourdes Rosales Martínez, rediseñar la estrategia para la capital, juntas auxiliares y colonias.

Fue entonces que comentó que se propuso dividir el municipio en tres regiones, nueve sectores y 271 vectores con la finalidad de distribuir de la mejor manera a la policía en las calles.

“Mejoraron los rondines con este modelo de proximidad y persuasión del delito. El proyecto inició en julio y para agosto se dio el primer resultado con el índice delictivo a la baja”, aseguró.

Dicha reducción en el cierre de año, precisó, fue de 22 por ciento, un paso al que consideró “muy pequeñito pero hacia adelante y firme”.

De los pasos “agigantados” que pueda dar su gobierno en la materia, respondió que todo dependerá de los resultados de programas de Bienestar y la creación de grupos vecinales para construir la paz en Puebla.

La edil capitalina agregó que, con la reciente incorporación del gobierno de la ciudad a la firma del convenio de colaboración en materia de seguridad con el gobierno del estado y los municipios de la zona metropolitana, se impulsarán acciones que frenen la incidencia delictiva.

“Se implementó tecnología, tenemos drones, fortalecemos relaciones con otros municipios y capacitamos a los policías; pero la respuesta será gradual”, reconoció.

Claudia Rivera señaló que este actuar de su gobierno ha recibido resistencias.

A pesar de ello, aclaró, “esta presidente no negocia con el huachicol, la red de la trata y tráfico de personas que operó con la complicidad de otros gobiernos”. Por lo que confió que para este 2020 habrá cambios sustanciales, tras admitir que falta la recomposición del tejido social.

La alcalde de Puebla reveló que esto se debe a que la mayoría de los presuntos delincuentes que son detenidos en la capital son jóvenes entre 18 y 28 años de edad, que necesitan del respaldo de programas sociales para ofrecerles otra alternativa de vida.

–Haz señalado que no eres cómplice de ninguna práctica de corrupción. Haz señalado vicios del gobierno morenovallismo, pero qué pasó con las denuncias por los abusos cometidos en las gestiones de Luis Banck y José Antonio Gali Fayad –le inquirió el periodista.

–No las han querido observar, sí han ocurrido, y la crítica que recibí es que las cosas estaban peor por detener a los de adentro que los de afuera.

Esperaré los tiempos para la reelección, pero no es funcional

Mientras que en el tema de su posible reelección como alcalde de Puebla, por otro periodo de tres año, respondió, “el proceso de reelección es un derecho ganado, se luchó y se ganó, y nos corresponde ejercerlos”.

La morenista afirmó que en política los derechos que se ganan y no se ejercen, tienden a perderse y reducirse. Por lo tanto, es un deber.

“En mí caso, depende de las reglas del juego y tendría que esperar los tiempos de una manera institucional”, declaró.

Por ahora, indicó estar concentrada en el trabajo, pues si algo aprendió es que el trabajo habla por la persona.

“Yo era una desconocida, me concentré en acciones, tuve críticas, pero me he dedicado a trabajar. No utilizo el tipo de prácticas de desacreditar, soy propositiva y hablo con la verdad”, comentó.

Como país, consideró que iremos cambiando desde los municipios para que alinien los periodos de los gobiernos estatales y federales a fin de dar mejores resultados a la ciudadanía.

No obstante, reconoció que “la reelección es una oportunidad y un desgaste social y económico; no es tan funcional aunque es una alternativa”.

Al final, Claudia Rivera Vivanco enfatizó que su mayor deseo es que, con su llegada a la presidencia municipal de Puebla, la cuarta ciudad más importante de México, más mujeres ciudadanas lleguen al poder.

“Voy a hacer mi máximo esfuerzo para que más ciudadanas ingresen a estos espacios”, indicó.