Revocación de mandato de Patjane podría invalidarse por errores de diputados: Igavim

Es Imagen/ Daniel Casas

El Observatorio Ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) alertó que la posible revocación de mandato del presidente municipal de Tehuacán, Felipe Patjane Martínez, podría invalidarse por la decisión del Congreso de Puebla de atender el asunto en una sesión en línea que no está permitida en la ley.

Al realizar un análisis jurídico del caso, argumentó que el marco normativo del Poder Legislativo no permite el uso de plataformas digitales para desahogar el trabajo parlamentario, además de que no se autorizó el cambio de sede ni existió un acuerdo previo de la Junta de Gobierno y Coordinación Política que permitiera el uso de esas herramientas.

El caso de Tehuacán se atendió en una sesión virtual de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales el 2 de abril pasado, por el impedimento de los diputados a reunirse de manera presencial ante la pandemia de coronavirus que se vive en el país.


En ese cónclave se dio cuenta de los procesos penales y administrativos que enfrenta Patjane y otros integrantes del cabildo de esa ciudad, con base en los cuales los diputados determinarán si procede la revocación de mandato del edil o la desaparición del ayuntamiento para la instalación de un concejo municipal. 

 

“No fue válida la primera sesión virtual del Congreso de Puebla”, concluyó el Igavim al señalar que en el encuentro no se identificó la aprobación del cambio de sede por parte de la mesa directiva, ni se identificó que la sesión virtual fue acordada por la mayoría de los integrantes de la comisión.

Asimismo, el observatorio criticó que los diputados mencionaran la Ley de Gobierno Digital como argumento para la realización de la sesión, pues dijo que no identificaron la relación de ese ordenamiento con la Ley Orgánica del Poder Legislativo ni con el reglamento del Congreso. 

Además, refirió que el Poder Legislativo aprobó un acuerdo para la celebración de sesiones digitales hasta el 15 de abril, es decir, 13 días después de la sesión de la Comisión de Gobernación.   

En ese contexto, el Igavim señaló que la principal amenaza que enfrenta el Congreso es que “se invalide un tema tan importante y delicado como es la revocación de mandato”, por lo que convocó a los legisladores a suplir las deficiencias detectadas en el cónclave.