Restauranteros piden la ampliación del horario de funcionamiento y poder abrir los domingos

Es Imagen/ Katia Fernández

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) solicita al gobierno del estado la ampliación del horario de funcionamiento de los negocios de este sector y que se les permita abrir los domingos.  

La dirigente, Olga Méndez Juárez propuso que de lunes a sábado el horario máximo de cierre sea a las 11 de la noche y no a las 21:00 horas, como actualmente lo tienen autorizado; mientras que los domingos bajarían las cortinas a las 6 de la tarde. 

“Está habiendo turistas que no tienen dónde comer, están yendo a municipios conurbados, como Cuautlancingo y Cholula, donde hay mucha permisividad”, argumentó la dirigente. 


Comentó que particularmente en los Pueblos Mágicos los restauranteros piden se les permita operar los domingos porque los visitantes que arriban no encuentran lugares para consumir alimentos. 

Por otra parte, Méndez Juárez reportó que las ventas en la noche del 15 de septiembre y madrugada del 16 no repuntaron. 

Refirió que los propietarios se crearon grandes expectativas cuando el gobierno del estado anunció que les permitirían cerrar hasta la 1 de la mañana de este miércoles. 

Sin embargo, fue bajo el nivel de reservación y algunos negocios del Centro Histórico de la ciudad de Puebla  decidieron cerrar a las 10 de la noche, ante la nula llegada de comensales para festejar la Independencia de México. 

Estimó que las ventas no llegaron ni al 20 por ciento de lo que alcanzaron el año pasado, cuando no había pandemia. 

“Las expectativas que teníamos no se cumplieron. Cuando el gobierno del estado da la posibilidad de ampliar el horario, hubo mucha emoción por parte del sector, sobre todo porque es un día bastante representativo en el que la gente sale a festejar y pensamos que íbamos a tener muy buena respuesta, pasaban los días y las reservaciones simplemente no avanzaban, llegamos un 40 por ciento del aforo reducido (30 por ciento)”. 

No obstante, admitió que a algunos corredores como el de Solesta, en San Andrés Cholula, les fue muy bien. 

También recalcó que Protección Civil del municipio de Puebla realizó varias revisiones para corroborar la aplicación de los nuevos protocolos en restaurantes, dando como resultado la clausura de un establecimiento agremiado a Canirac y además de algunas actas de advertencia. 

Olga Méndez consideró que a los comerciantes ambulantes se les debería revisar de la misma forma e igual recurrencia con que se hacen inspecciones a los negocios formales.