Reserva de información: más de 100 acuerdos en el sexenio: AMEDI

Reserva de información: más de 100 acuerdos en el sexenio: AMEDI.

Durante el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas se emitieron más de cien acuerdos de reserva de información, lo que significó más de uno durante cada mes de su administración, lo anterior representa sólo una prueba de lo opaco que fue el mandato que culmina, sostuvo Roberto Alonso Muñoz, integrante de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI).

 

Al hacer un análisis en materia de transparencia sobre el gobierno de Moreno Valle, Alonso señaló que el mandatario hizo lo contrario a lo que propuso en campaña: alejó de la sociedad la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP), hasta la fecha no ha realizado sus declaraciones patrimoniales y de intereses, pero sobre todo en los últimos seis años la libertad de expresión se vio coartada.


 

Eso representa una violación a la eficiencia y honestidad en el gobierno, que fue uno de los seis ejes del plan de gobierno que presentó Moreno Valle al inicio de su sexenio y que acompañó con la garantía de “cumplo o me voy”, recordó Alonso.

 

Por ello, para el especialista en la materia, si hubiera que sintetizar el gobierno que termina en transparencia la palabra sería “simulación”.

 

Y es que aunque Moreno Valle presentó y se aprobaron en el Congreso del estado dos leyes de transparencia, la aplicación es la que resulta una simulación pues desde el inicio del mandato ha habido resistencia del gobierno para transparentar sus acciones.

 

“Con la mano del gobernador y el Congreso la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP) le dio la espalda a los ciudadanos, eso implicó que la transformación de Puebla tuviera un costo alto”, dijo el también académico.

 

Existen temas que en particular el gobierno morenovallista ha intentado bloquear, como ha sido desde el inicio el gasto en publicidad oficial, la construcción del Centro Integral de Servicios (CIS), la edificación del Museo Barroco, el tren Puebla-Cholula, la construcción de las plataformas de Audi, así como lo relacionado con su gasto en imagen y seguridad personal.

 

Por lo anterior, el acceso a la información en Puebla fue simulado y el órgano garante de la transparencia, la CAIP, fue capturara por el morenovallismo al grado de bloquear las preguntas de la sociedad civil.

 

“Moreno Valle encabezó un gobierno que legisló la fuerza desmedida con las protestas, con la aprobación de la ley bala se intimidaron las manifestaciones y hasta incrementaron los ataques contra la prensa. su gobierno entorpeció el acceso a la información pública y se negó a implementar mecanismos de contraloría social”, remató el académico de la Universidad Iberoamericana Puebla.