Repunte de hasta 20% en ventas esperan restaurantes tras anuncio de que abrirán los domingos

Rafael García Otero

Un repunte de entre 2 y 20 por ciento estiman agrupaciones de restauranteros en esta entidad, luego de que la Comisión Intersecretarial del Gobierno del estado anunció ayer que los negocios de este sector podrán abrir los domingos. 

Olga Méndez Juárez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), informó que es una buena noticia que desde hace tiempo esperaban, ya que junto con los sábados son los días que más venden. 

“Podemos repuntar hasta un 20 por ciento. De alguna forma el domingo siempre ha sido un día muy bueno, va a tener una repercusión en los ingresos y va a beneficiar a todos los empleados que dependen de este sector tan importante”, indicó en entrevista.


Por su parte, la Asociación Poblana de Restaurantes y Prestadores de Servicios A.C. (Aprepsac), encabezada por Arturo Delgado Ramírez, estimó que el alza en la comercialización será entre 2 y 3 puntos porcentuales. 

En un boletín de prensa, la agrupación informó que los agremiados están optimistas porque además podrán extender su horario de atención de lunes a sábado hasta las 23:00 horas, lo que permitirá mejorar las ventas.  

Con estas medidas, tanto visitantes locales como turistas extranjeros, podrán reanimar la economía del sector gastronómico, se añadió. 

Por el momento, el aforo permitido en los negocios del giro alimentos preparados seguirá en un 33 por ciento, pero la Aprepsac confía en que el buen comportamiento ciudadano, el uso de cubrebocas, de gel antibacterial y de las medidas recomendadas por el sector salud, harán posible que pronto puedan ampliar la atención a los clientes, directo en mesa.  

“El sector restaurantero de Puebla se compromete a continuar con la aplicación de protocolos para la atención al cliente, por lo que confía en el trabajo de las áreas gubernamentales para efectuar operativos conforme a la ley, brindando atención y orientación a los negocios”.

Delgado Ramírez y los asociados prevén que la contratación de más personal se logrará cuando se haya “domado” la pandemia de Covid-19 y el aforo permitido para los restaurantes sea mayor al actual, de por lo menos un 50 por ciento. 

Por ahora se proyecta mantener la plantilla laboral en los negocios que permanecen abiertos.