Representantes de pueblos de Puebla y de Veracruz señalan rechazo a proyecto Ixtaca

Reunidos ayer en Santa María Sotoltepec, representantes de decenas de poblaciones de la Sierra Norte y Nororiental de Puebla y también de Veracruz manifestaron su rechazo absoluto a la entrega de permisos a la minera Gorrión para explotar yacimientos de oro y plata en Ixtacamaxtitlán.

A tan solo dos días de que se realice la reunión pública de información sobre el Proyecto Minero Ixtaca –programada para mañana–, los participantes en la 28 Asamblea de los Pueblos Maseual, Tutunaku y Mestizo por la Defensa del Territorio advirtieron en un pronunciamiento:

“Les decimos a todas las instituciones de gobierno municipales, estatales y federales involucradas en el análisis y autorización de este proyecto que no permitiremos que antepongan la ganancia económica a la vida de todos los pueblos que habitamos a lo largo de la cuenca del río Apulco”.


En otra parte del documento señalan: “Lo que ocurra aquí nos afectará a todos los pueblos a lo largo de este río, hasta su desembocadura en el Golfo de México. Los análisis de este proyecto realizados por académicos y científicos explican que no hay manera de mitigar los gravísimos impactos ambientales y afectaciones al agua con este proyecto, por lo que la justificación solo se encuentran en la ambición y en la sed de dinero”.

También expresaron su repudio a las consultas que ha llevado el gobierno de la República que encabeza el izquierdista Andrés Manuel López Obrador:

“Manifestamos nuestro rechazo a las consultas que se han convertido en una herramienta de poder para legitimar sus decisiones, por ser consultas hechas desde la hipocresía de cumplir formalismos atropellando nuestra autodeterminación, siendo el ejemplo más claro la supuesta consulta del Proyecto Integral Morelos, que se celebró a pesar del atroz asesinato de nuestro compañero Samir Flores. Las consultas son simulaciones de respeto a los pueblos de México, al mismo tiempo que somos demandados y criminalizados por el gobierno para proteger los intereses de las grandes empresas y sus privilegios a costa de nuestra paz”.

Nominación

Ayer se supo que la Alianza de Justicia Minera, una organización con sede en la Costa de Salish, Canadá, en solidaridad con las comunidades globales afectadas por corporaciones extractivas, ha nominado a la Unión de ejidos y comunidades en defensa de la tierra, el agua y la vida, Atcolhua, como el “movimiento de resistencia del año”.

La propuesta la ha formulado Pierre Beaucage, del Departamento de Antropología de la Universidad de Montreal, quien durante 40 años ha estudiado y se ha relacionado con indígenas totonacos y nahuas de la Sierra Norte de Puebla.

La postulación cobra relevancia si se considera que Minera Gorrión es una filial del consorcio canadiense Almaden Minerals.