Regresan al centro vendedoras de Coapan y el viernes amenazan con su retorno más de 60 ambulantes

Tehuacán. Vendedoras de antojitos, procedentes de Santa María Coapan, regresaron a ocupar la calle segunda de Agustín A. Cacho pese a que el decreto estatal prohíbe ese comercio. Argumentaron que ya llevan varios días sin ingresos y tienen una suspensión de actos de gobierno a favor que les permite desarrollar esa actividad en la vía pública.

Soledad Nicolás Gutiérrez, representante de ese grupo de comerciantes, señaló que semanas atrás aceptaron retirarse con el fin de proteger su salud debido al incremento de contagios de Covid–19, pero ya no pueden seguir en confinamiento porque necesitan trabajar para mantener a sus familias.

Resaltó que su grupo tiene un proceso de amparo a través del cual la Corte ordenó suspender cualquier acción para impedirles vender, por lo cual exigió a las autoridades municipales respetar esa disposición a su favor.


Las vendedoras de Coapan se mantuvieron vendiendo ayer en la calle referida, donde el ayuntamiento movilizó a personal del grupo de alineadores, así como a elementos de la Policía Municipal que solo estuvieron a la expectativa pero no efectuaron el desalojo de las comerciantes.

Por su parte Guadalupe Tecua Temaxtle, quien representa a vendedores ambulantes que ocupan también calles del centro de la ciudad, manifestó que el ayuntamiento suspendió la reunión programada para ayer, donde les darían respuesta a su solicitud de retomar sus actividades de manera escalonada.

La propuesta de esa organización es que se distribuyan horarios para la venta, de modo que no se genere aglomeración en las calles que ocupan, dando oportunidad a que todos tengan la posibilidad de vender.

Ante la cancelación del dialogo, Tecua Temaxtle expresó que van a esperar hasta mañana para recibir una respuesta de parte de la Comuna, porque han solicitado la reunión con las autoridades en varias ocasiones sin lograr respuesta.

Al igual que en el caso de las las vendedoras de Coapan, Guadalupe Tecua aseveró que desde  el 29 de enero se encuentran sin vender, situación que ya no es sostenible porque su economía depende de esa actividad.

Lanzó la advertencia de que su el jueves no hay dialogo con el ayuntamiento el viernes todos sus representados van a ocupar nuevamente las calles del centro. Tan solo de esa agrupación son alrededor de 60 personas, pero se calcula que en todo el centro hay alrededor de 200 ambulantes.