Registra Puebla durante enero desocupación de 2.5 por ciento, informó el Inegi

La desocupación en Puebla presentó un ligero descenso al colocarse en 2.5 por ciento durante enero de 2018,  mientras que en el mismo periodo de 2017 se ubicó en 2.8 por ciento, y en diciembre pasado en 2.6 por ciento.

La tasa de desocupación se refiere al porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA) que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.

Esta entidad se mantiene por debajo del promedio de desempleo nacional de 3.4 por ciento, con base en  los Indicadores de Ocupación y Empleo difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).


Esta última también disminuyó en enero de 2018, frente a la de igual mes de 2017, cuando se registro una tasa de 3.5 puntos porcentuales.

En la lista de estados, Tabasco registró la tasa más alta, con 7.5 puntos porcentuales; en segundo lugar el estado de México, con 4.4; en tercera posición la Ciudad de México y Querétaro, con 4 por ciento; el cuarto lugar lo ocuparon, con 3.9 por ciento, Tamaulipas, Coahuila y Durango.

En la quinta posición se colocó Veracruz, con 3.7 por ciento; Aguascalientes, Colima y Guanajuato, registraron una desocupación de 3.6 puntos porcentuales; Campeche y Baja California Sur, con 3.5 por ciento; Nayarit, Tlaxcala y Sonora, 3.4 por ciento; Nuevo León y Zacatecas, 3.3 por ciento; y en décimo lugar Quintana Roo, con 3.2 por ciento.

Los entidades con menor desocupación fueron Yucatán, Oaxaca y Guerrero, con 1.9, 1.6 y 1.5 puntos porcentuales, respectivamente.

En tanto que la tasa de subocupación, referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda, representó a nivel nacional 6.8 por ciento.

En su comparación anual, esta tasa fue inferior a la del mismo mes de 2017, que cerró en 7.2 por ciento.

Mientras que la tasa de informalidad laboral, que se refiere a la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, ya que su vínculo laboral no es reconocido por su fuente de trabajo, fue de 56.6 por ciento en enero de 2018,  menor en –0.6 puntos respecto al del mismo mes de 2017.

Finalmente, la tasa de ocupación informal, que se refiere a las personas que laboran en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa, representó 27.5 por ciento en enero pasado; a diferencia de las anteriores, esta aumentó en 0.7 por ciento con relación al mismo periodo del año pasado.