Regidores de Puebla pidieron 3 mdp cada uno para aprobar plan de reorientación presupuestal

Es Imagen

Regidores de Puebla pidieron 3 millones de pesos cada uno para aprobar plan de reorientación presupuestal por el orden de los 500 millones de pesos.

La información fue revelada este miércoles en conferencia virtual por la secretaria General del ayuntamiento, Liza Aceves López, quien aclaró que este gobierno está exhibiendo prácticas no personas.

Ante la insistencia de varios reporteros que revelara los nombres de los regidores que incurrieron en extorsión, dijo que un delito “no se litiga en los medios de comunicación” porque no es éticamente viable.


Por lo tanto, confirmó que se interpondrá la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado.

La académica sostuvo que este tipo de acciones no se tolerarán en el gobierno de Puebla; sin embargo, aclaró que también es incorrecto ventilar los nombres de los regidores a través de los medios de comunicación.

“Los regidores que han tenido estas prácticas solicitaron pagos en dinero, no se les ofreció absolutamente nada, no fue parte de ningún ofrecimiento, fue una solicitud que para tener votos se les entregará aproximadamente tres millones de pesos”, denunció de manera pública.

Afirmó que nunca ofrecieron prebendas a cambio de votos, por lo que estos elementos dados a conocer ya están puestos sobre la mesa, en los términos del proceso jurídico.

“En este gobierno, respetamos a la oposición y sus conductas, críticas razonadas y la diferencias políticas; lo que compartimos es la actitud de ciertos actores políticos y las diferencias que no son políticas ni ideológicas, sino éticas”, reclamó.

Aceves López enfatizó que lo que no es correcto es que se pidan recursos económicos por votos, eso nunca va a ocurrir y es la manera en como se ha conducido el gobierno.

Este miércoles, la alcalde de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, encabezó una conferencia virtual junto con Liza Aceves, el tesorero Armando Morales Aparicio y la regidora Patricia Montaño Flores, presidenta de la Comisión de Hacienda y Patrimonio.

El objetivo fue dar a conocer el proyecto transversal que dispone de 500 millones de pesos para subsanar los impactos de la emergencia sanitaria por Covid-19.

De acuerdo con la edil, el “Plan 500” -como le ha llamado al reordenamiento presupuestal- es una estrategia basada en la democratización de los recursos públicos que persigue la regeneración social y económica, así como la atención permanente de la salud.

Argumentó que mediante la inversión en infraestructura pública, social y constructiva, principalmente, se generará un esquema de reactivación en las oportunidades de empleo, atención a grupos vulnerables, seguridad, movilidad, rescate del Centro Histórico, entre otros ámbitos prioritarios.

Precisó que este proyecto está basado en siete ejes rectores de acción: inversión en obra pública, fomento industrial, vinculación laboral, apoyo al comercio y servicios, impulso al turismo, mejora regulatoria e incentivos fiscales, así como bienestar social.

De los 500 mdp se destinará 270 mdp a obra pública

Por su parte, el tesorero municipal Armando Morales Aparicio informó que la adecuación de este presupuesto se dividirá de la siguiente manera: 270 millones de pesos de inversión para obra pública, 135 millones para impulsar el turismo, 49 millones de pesos para garantizar el bienestar social y 18 millones de pesos en apoyo a comercios y servicios.

Esto significa que más del 50 por ciento del presupuesto se destinará a infraestructura, mientras que habrá 6 millones de pesos para apoyar los incentivos fiscales y mejora regulatoria, 5 millones de pesos en pro del fomento industrial y 3 millones de pesos para consolidar la vinculación laboral.

Asimismo, el tesorero dijo que 12 millones de pesos serán destinados para mantener la operatividad esencial de la seguridad ciudadana y la construcción de la paz.

Lo que llamó la atención es que no hubo un rubro destinado a la cultura, de donde se habrían recortado actividades para el resto del año por el confinamiento.

“Esta reactivación económica no se está haciendo para generar clientela electoral, es una reactivación económica que tiene en el centro de su discurso la dignidad de la persona. Lo que se está promoviendo es la generación de empleo”, recalcó al último Liza Aceves.