Reforma obligará a Uber a ser responsable de las faltas que comentan sus choferes

La reforma a la Ley de Transporte que presentó el gobernador Antonio Gali Fayad para poder regular el servicio ejecutivo que brindan empresas como Uber obligará a dichas compañías a hacerse responsables penal, civil y administrativa de las condiciones en las que se preste el servicio por parte de sus choferes.

Además, tendrán la obligación de transparentar cada mes su padrón de socios y conductores ante el Poder Ejecutivo local, así como el número de vehículos que operan y la cantidad de viajes que realizan, con la amenaza de que les revocará el permiso en caso de incumplimiento.

Gali Fayad turnó la iniciativa al Congreso de Puebla el viernes pasado y la mesa directiva inició el trámite para su revisión y dictaminación ayer, al turnarla a la Comisión de Transporte, donde cuenta con el aval de la mayoría de los diputados.


El proyecto responde a la inconformidad social que generó el asesinato de la estudiante Mariana Fuentes, en el que tuvo participación un conductor de Uber, así como por el feminicidio de Mara Fernanda Castilla perpetrado por un operador del servicio ejecutivo que prestaba Cabify, el cual se suspendió en el estado a raíz de ese homicidio.

Tramitarán constancia de antecedentes no penales cada seis meses

La regulación que propone Antonio Gali también se dirige a los conductores, quienes tendrán que tramitar una licencia de chofer de transporte público y mercantil para brindar el servicio.

Asimismo, deberán presentar una constancia de antecedentes no penales cada seis meses, así como entregar una constancia de exámenes toxicológicos, psicológicos y psicométricos una sola ocasión.

Por último, los choferes tendrán que acreditar que se encuentran capacitados en materia de igualdad de género, no discriminación y derechos humanos por una institución oficial en Puebla.

La empresa responsable proporcionará a la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte del estado copia de las licencias y constancias de los conductores que registre para la prestación del servicio.

 Empresas verificarán que todos los viajes se den por concluidos

La reforma a la Ley de Transporte obligará a la empresa responsable del servicio ejecutivo a vigilar que todos los viajes se den por concluidos, para que en caso de que no se cumpla esa determinación lo reporte inmediatamente a la autoridad correspondiente.

La empresa permitirá al usuario compartir en tiempo real la información del viaje en sus redes sociales y los pagos solo podrán realizarse de forma electrónica, con lo que se impide el cobro en efectivo.

La reforma, además, dotará de facultades a los supervisores de la Secretaría de Movilidad para que detengan a los conductores del servicio ejecutivo con el fin de verificar que cuenten con la documentación correspondiente.