Red de espionaje: Aportan detalles sobre que atribuyen a RMV–Eukid Castañón

Red de espionaje: Aportan detalles sobre que atribuyen al ex gobernador Rafael Moreno Valle y Eukid Castañón, diputado federal del PAN.

Las actividades de espionaje político atribuidas al ex gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle Rosas y al diputado federal del Partido Acción Nacional (PAN), Eukid Castañón Herrera, fueron detalladas ayer por quien ha sido hasta ahora su principal acusador: el ex agente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Rodolfo Raúl González Vázquez.

González Vázquez fue entrevistado durante dos horas y 38 minutos con la periodista Carmen Aristegui. El ex agente estuvo acompañado del empresario Anwar Omar Salomón Briseño, quien según la versión de ambos iba a ser “levantado” y eliminado por órdenes de Castañón Herrera, con la intención de “mandar un mensaje” a Fernando Manzanilla Prieto, cuñado de Rafael Moreno Valle Rosas, pues aquel es una persona cercana al actual coordinador del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la entidad.

Entre otras cosas, González Vázquez dijo que la red de espionaje no estaba considerada como parte de la estructura del gobierno de Moreno Valle y funcionaba de manera exclusiva para los intereses particulares del todavía aspirante a la candidatura presidencial por el Partido Acción Nacional (PAN).


Aportó también cifras que pueden dar una idea del costo que tenía mantener el sistema de intervenciones. Según el ex agente, Moreno Valle y Castañón adquirieron la tecnología base para sus operaciones a un costo de 3 millones de dólares; además, pagaban al empleado de una empresa de telefonía celular, cuyo nombre se abstuvo de mencionar, 100 mil pesos por cada chip clonado de un equipo móvil y otros 100 mil pesos mensuales por mantener la línea activa para ser espiada. González afirma haber visto al menos 70 teléfonos para fisgonear, y añadió que eran no menos de 40 las personas que los usaban y hacían las transcripciones de las pláticas privadas.

De lo dicho por el declarante se infiere que la inversión inicial del espionaje, solo por obtener los números de teléfonos celulares, era de 7 millones de pesos, y luego hubo un pago mensual por una cantidad similar para poder tenerlos activos, más el costo del equipo importado.

Amantes, vicios y negocios” era lo que los empleados que operaban la red tenían que encontrar entre los adversarios del aspirante presidencial, los activistas, críticos y periodistas e incluso sobre prominentes integrantes de su grupo político, a decir de Rodolfo Raúl González Vázquez.

La red

Foto José Castañares
Foto José Castañares

Rodolfo Raúl González Vázquez narró cómo la organización que se dedicaba al espionaje político derivó en una asociación para cometer delitos aun más graves, como la privación de la libertad y hasta el asesinato.

Habló sobre la contratación que Moreno Valle hizo de Joaquín Arenal Romero, ex funcionario del Cisen, quien mientras estuvo al frente de las operaciones de intervención mantenía satisfechos a sus jefes, pues no solo les obtenía la información que requerían, sino que les garantizaba absoluto control del personal a su cargo.

Según lo dicho por el entrevistado, en un inicio las actividades de la red se limitaban a cuidar que en los sitios donde estuviera Moreno Valle y su esposa, Martha Erika Alonso –actual secretaria General del Comité Directivo Estatal del PAN, no hubiera equipos para espiarlos.

Luego comenzaron las actividades de espionaje a los adversarios, críticos e incluso a los propios morenovallistas.

No obstante, a medida que la salud de Joaquín Arenal Romero comenzó a menguar, también iniciaron las fugas de información, y para cuando falleció el control riguroso sobre el personal se perdió.

Fue así que el portal e–consulta publicó la fotografía de un acto encabezado por el actual presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso local, al que asistió Martha Erika Alonso, el cual tenía como propósito lograr apoyos de militantes del instituto albiazul para lograr que el actual presidente nacional de ese partido, Ricardo Anaya Cortés, obtuviera el cargo.

“La fotografía era importante porque fue un evento cerrado en el que Martha Erika Alonso, esposa de Rafael Moreno Valle, repartió recursos; la fotografía fue filtrada a un periodista, a Rodolfo Ruiz, (director) de e–consulta, y Roberto Rodríguez Acosta supuso que el que la filtró fue Anwar Salomón Briseño”, señaló González.

Según las fichas que han trascendido en algunos medios, Rodríguez Acosta formaba parte del equipo directivo de cuatro personas que integró Joaquín Arenal Romero para comandar la red de espionaje. Este hombre fue capacitado directamente por agentes del Mossad.

Rodolfo Raúl González Vázquez sugirió que por suponer que Anwar Salomón Briseño era el filtrador de registros comprometedores para los morenovallistas, se pensaba eliminarlo y dijo que un hombre al que identifica como “El Santero” corre el mismo peligro.

González Vázquez advirtió a Salomón Briseño sobre el peligro que corría y por eso ambos decidieron denunciar los hechos.

Las pruebas de las intervenciones fueron obtenidas por Rodolfo Raúl González Vázquez debido a un error de Roberto Rodríguez Acosta, quien llegó a presumirle que el equipo de espionaje al servicio de Moreno Valle era mejor que el del Cisen, y cuando le pidió una prueba este le mandó una conversación privada del titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Cuando Rodolfo Raúl González Vázquez se enroló en la red al servicio de Moreno Valle recibió de Roberto Rodríguez Acosta una memoria USB con una encomienda: que le hiciera los perfiles de las personas espiadas. González no solo cumplió con el encargo de su jefe, sino que además hizo copias de las conversaciones visibles y de las que se encontraban almacenadas sin ser perceptibles.

Fue así que Rodolfo Raúl González Vázquez obtuvo los registros, de los cuales en el programa de Carmen Aristegui ayer fueron compartidos los siguientes: una conversación de Miguel Ángel Osorio Chong con la senadora priista Diva Gastelum; otra de la titular de la Sedatu, Rosario Robles, con el subsecretario Juan Carlos Lastiri, y una más de Margarita Zavala –adversaria de Moreno Valle en la contienda interna del PAN por la candidatura a la presidencia de la República– con el ex dirigente estatal panista Rafael Micalco Méndez.

Las pláticas privadas entre los políticos mencionados resultan anodinas, como lo reconoció González Vázquez; sin embargo, el ex agente del Cisen dijo que lo que trataba de demostrar al exhibirlas en un noticiario de alcance nacional era demostrar el poder de espionaje de la red que se atribuye a Rafael Moreno Valle Rosas y a Eukid Castañón Herrera.