Tardará Puebla entre 2 y 4 años en recuperar los 49 mil empleos perdidos por la epidemia de Covid-19, estima gobierno

Es Imagen

La Secretaría de Planeación y Finanzas (SPF) del gobierno estatal estimó que Puebla tardará entre dos y cuatro años en recuperar los empleos perdidos por la crisis económica que trajo la epidemia de coronavirus (Covid-19) y que hasta septiembre pasado había dejado a 49 mil personas sin un puesto de trabajo en la economía formal.

Al realizar un análisis de la situación económica en la iniciativa de Ley de Egresos del Estado que aplicará en el ejercicio fiscal 2021, la dependencia además previó un “aumento sustancial” en la ocupación informal, incluso mayor a la que antecedía y que ubicaba a Puebla al inicio del año en el quinto lugar nacional, de las 32 entidades federativas.

“Las condiciones de trabajo que ofrece la informalidad imposibilitan el acceso a seguridad social, además de proveer salarios precarios y jornadas de trabajo exhaustivas, aspectos que en conjunto vulneran el bienestar económico y social de las y los trabajadores”, expuso en el documento presupuestal.


Se reducen en 7.7% las plazas formales de trabajo

El análisis se basó en reportes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que aplicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al cierre del mes de septiembre, el IMSS contabilizó 584 mil 849 plazas en la economía formal, de las cuales 500 mil 889 corresponden a trabajadores permanentes y 83 mil 960 a eventuales.

“En el comparativo con el mismo mes del año previo, significó una pérdida de 49 mil 012 empleos, equivalente a (-)7.7 por ciento”, agregó la SPF, que tiene como titular a María Teresa Castro Corro.

La pandemia agudizó el problema de desempleo

La secretaría reconoció que el problema de desempleo inició antes de que se emitiera el decreto de distanciamiento social y se “agudizó” conforme se extendió la propagación del virus en la entidad.

“Los ciudadanos que se encontraban buscando trabajo activamente –prosiguió la dependencia– no pudieron vincularse a alguna actividad económica y, por otro (lado), aumentó la población que no realizó ninguna actividad económica y tampoco buscó trabajo tomando en cuenta que el panorama de distanciamiento social imponía una barrera tangible en la búsqueda de ingresos”.

Asimismo, indicó que las pérdidas de empleo se concentraron en los sectores que en la entidad poseen una mayor especialización, precisamente por contar con un perfil vulnerable ante los riesgos que representa la epidemia.

En cuanto a la ocupación informal, refirió que 2 millones 20 mil 975 personas obtienen ingresos a través de esa vía, lo que equivale a 71por ciento con respecto de la población ocupada.