Lunes, julio 22, 2024

Recupera Secretaría de Cultura filme alemán de 1936 sobre las salinas de Zapotitlán

Destacamos

Marismas en México o Salzgärten In Meziko, por su título en alemán original, es el nombre del documental filmado en 1936 en la comunidad de Zapotitlán Salinas en Tehuacán. La cinta fue rescatada por la Secretaría de Cultura estatal, a través de la dirección de Acervo cultural, por lo que la labor de digitalización y difusión de la misma, constituyen un “precedente en la conservación del acervo documental en Puebla, siendo el único y el más antiguo sobre la explotación sobre la sal en Zapotitlán Salinas”.

Montado en las redes sociales de la SC, el filme contiene imágenes de los procesos de extracción de la sal a cielo abierto mediante pilas de evaporación, una técnica introducida durante la época Colonial, aunque el aprovechamiento de la sal en la región data de épocas prehispánicas.

Marismas en México, apunta la dependencia estatal, es un filme en formato de 16 milímetros del que no se conocen más copias en el país.

En el video realizado por el Instituto para la película y fotografía en la ciencia y la enseñanza alemán, se señala que es un documental de la compañía productora Hubert Schonger, asentada en Berlín.

En él, se retrata el proceso de extracción de la sal, el trabajo de sus productores en las piletas de agua dejando ver cómo se procesa, de manera tradicional y elaborada, la sal.

A lo largo de unos minutos, con tomas cuidadas, acercamientos, paneos y aperturas de la cámara, el filme documenta dicha labor. Termina con una escena campestre, en la que hombres y mujeres transitan los caminos que los llevan a las salinas de esta comunidad.

Si bien el filme es silente, en esta versión de la SC se le ha añadido la Sinfonía India, de la Sinfonía núm. 2 del compositor nacionalista Carlos Chávez, una composición de 1936.

Destaca que debido a la situación geográfica de la sierra mixteca hay yacimientos de agua salada desde hace millones de años. En tiempos pasados, era otra la técnica de recolección de la sal, pues el agua se recolectaba en ollas de barro y se esperaba a que se evaporara para después sacar la sal en piezas o panecillos.

Actualmente, su recolección se hace en albercas o patios que las llenan de agua extraída de pozos a través de manguera o bomba de gasolina.

Los patios que miden tres metros cuadrados por 10 a 12 centímetros de profundidad son llenados dos a tres veces al día. En cinco a ocho días se empiezan a formar cristales los cuales se recolectan en forma de montículos.

Como ha estudiado el arqueólogo Blas Castellón Huerta, desde el periodo formativo hasta la etapa colonial, en la región de Zapotitlán Salinas hubo una intensidad de exploración y producción de sal, de manera sistemática y organizada.

En una pasada conferencia, el investigador que por más de 30 años se ha dedicado a su estudio en esta región ubicada al sur del estado de Puebla, dijo que en el área de Zapotitlán “brotan” manantiales de agua salada. “De este lugar abrupto surgen estos manantiales pequeños que se aprovecharon en tiempos antiguos. No tienen mucha fuerza, pero si agua constante”.

Ultimas

Villavicencio: la iconografía de mal del arte novohispano no fue estática, sino cambiante

Figuras antropomorfas con cuernos y patas de macho cabrío, serpientes y bestias de siete cabezas son algunas de las...
- Anuncios -
- Anuncios -