Avance de 70% en reconstrucción por el S-19 reporta gobierno federal

A tres años del sismo del 19 de septiembre de 2017 la reparación de inmuebles dañados lleva 70 por ciento, aseguró David Cervantes, Responsable para la Reconstrucción del gobierno de la República, quien advirtió desde Puebla que la recuperación de inmuebles históricos podría demorar hasta dos años más.

“Podemos decir que de acuerdo con los criterios de prioridad del programa se ha puesto atención especial en los casos en los que las familias perdieron total o parcialmente sus viviendas y en los casos en los que las comunidades tuvieron afectaciones más graves en sus escuelas, de tal manera que al finalizar este año no habrá alumnos sin aulas, ni familias viviendo fuera de sus hogares; así, lo que faltará por atender el próximo año son los casos en los que los daños fueron menores”, aseveró el funcionario federal.

También indicó: “con los bienes culturales y el equipamiento de salud, la situación es un poco a inversa, debido a que los templos y otros inmuebles que forman parte de nuestro patrimonio cultural, así como los grandes hospitales que sufrieron mayores daños requieren periodos más largos para su restauración o reconstrucción. En estos casos, los inmuebles que sufrieron menores menos ya han sido reconstruidos o restaurados. El próximo año, el Programa Nacional de Reconstrucción contará nuevamente con recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación y seguramente podremos dar por concluida la reconstrucción en los estados en los que hubo menos afectaciones y otros podemos dar por concluida la reconstrucción en algunos de los sectores en los que existe un mayor avance. Pero vale la pena reafirmar lo planteado ya en varias ocasiones por el presidente de México: esto es que el Programa Nacional de Reconstrucción no se acaba hasta que se acaba, es decir, que dejará de contar con recursos hasta que hayamos atendido a todas las personas y todas las comunidades afectadas”.


Cervantes rindió este mediodía un informe en el acto para evaluar la reconstrucción encabezado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Mencionó que en cuanto a los avances generales del programa, en el periodo 2019-2020 se han destinado recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación por alrededor de 10 mil millones de pesos. A este monto se suman los recursos que ya se tenían asignados de otras fuentes como los recursos del Fonden, de las aseguradoras, del Fondo de Aportaciones Múltiples y recursos propios como es el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social, adicionalmente se ha contado con aportaciones importantes de diversas fundaciones.

La suma de los recursos de todas estas fuentes supera los 35 mil millones de pesos, siendo la aportación más importante la del Presupuesto de Egresos de la Federación. Estos se han aplicado a las obras de reconstrucción y restauración en las 11 entidades en las que hubo afectaciones concentrándose cerca del 75 por ciento en los cuatro estados más afectados: Oaxaca, Chiapas, Morelos y Puebla.

La distribución de estos recursos por sector y número de acciones ha sido la siguiente: Para vivienda, 6 mil 733 millones de pesos para 46 mil 803 acciones; Salud, 4 mil 558 millones de pesos para 182 acciones; Educación, 10 mil 483 millones de pesos para 6 mil 351 acciones y Cultura, 13 mil 832 millones de pesos para dos mil 328 acciones. En suma, 35 mil 607 millones de pesos para 55 mil 664 acciones.

Agregó que los gobiernos de los estados de Puebla, de Chiapas y de la Ciudad de México han destinado recursos propios al programa, lo que ha permitido particularmente en la capital del país, ampliar la ayuda a más familias para la reconstrucción de su vivienda, así como en la reconstrucción de escuelas y otros inmuebles.

“Al día de hoy, podemos informar que de las más de 55 mil acciones que cuentan con recursos se han concluido el 70 por ciento, se encuentran en proceso 11 por ciento y están por iniciar el 19 por ciento”, aseveró Cervantes.

Por su parte, el gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta, expresó: “los daños del sismo del 19 de septiembre de hace tres años fueron terribles y por tanto la inversión pública para su reparación es enorme, el reto de su gobierno, de atender la rehabilitación de todos los daños, con un propósito que no terminará hasta que termine, es la esperanza con que estamos nosotros, esta mañana y todos los días”.

Agregó que hubo 621 monumentos históricos dañados en Puebla, “la entidad más rica en monumentos históricos, un sismo oscilatorio, diría yo que menos intenso de los trepidatorios que hemos vivido los poblanos desde niños, tenemos memoria de muchas, fue de consecuencia más devastadoras en materia de destrucción de inmuebles”.

“El compromiso del gobierno federal, como lo ha mantenido, es la reconstrucción de los daños, hasta concluir cada uno de ellos”, recordó Barbosa.