Rafaguean casa del diputado local Carlos Alberto Morales, denuncia el propio legislador

Es Imagen

El domicilio del diputado de Movimiento Ciudadano (MC) Carlos Alberto Morales Álvarez, fue rafagueado por hombres desconocidos, hechos que ocurrieron el martes pasado por la madrugada, sin lesionados. 

El legislador local fue quien hizo público el ataque a través de sus redes sociales al tiempo de señalar que desconoce el origen o razón del mismo, el cual ocurrió un día después de su informe de labores. 

Sin embargo, no descartó que esta acción en su contra tenga relación con su actividad política y los señalamientos que ha hecho en contra de mandos de seguridad pública, supuestamente relacionado con el homicidio de un familiar. 


El legislador afirmó que lo considera como una amenaza clara al señalar que las balas dañaron la barda del inmueble. 

Los hechos se registraron en el domicilio del legislador local, ubicado en el municipio de Huejotzingo, en el que fue presidente municipal.

Aclaró que las balas se incrustaron en la barda del domicilio y ninguna de estas pegó en las ventanas o hirió a alguien.

Cabe destacar que el 21 de julio de 2019, el cuerpo del cuñado del legislador, Luis Fernando Tinoco Cervantes, apareció en una fosa clandestina, ubicada en Santa María Tianguistenco, ubicado en ese municipio.

Se sabe que habría sido levantado, torturado y ejecutado por un grupo armado que operaba en dicha demarcación.

El municipio ha sido el escenario de hechos violentos en los últimos meses como la ejecución de cuatro estudiantes de medicina y un conductor de Uber, dos de los cuales eran de nacionalidad colombiana, hechos que se registraron en febrero de este año.

A principios de marzo, un juez determinó la vinculación a proceso de Pablo Jesús N, Ángel N y Lisset N, por el homicidio de tres estudiantes de medicina y un chofer de Uber en Santa Ana Xalmimilulco, junta auxiliar de Huejotzingo.

Lo anterior implica que los tres presuntos homicidas permanecerán en prisión, durante el tiempo que dure el proceso judicial.

Pablo Jesús N, Ángel N y Lisset N fueron acusados del homicidio de Ximena Quijano Hernández, José Antonio Parada Cerpa, ambos estudiantes de la UPAEP, de origen colombiano, así como de Francisco Javier Tirado Márquez, estudiante de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), oriundo de Veracruz, y de Jossué Emmanel Vital Castillo, conductor de Uber.