Viernes, julio 19, 2024

La radio debe ser un medio para que los niños conozcan sus derechos humanos: Sosa Plata

Destacamos

La radio y la producción sonora, señaló Gabriel Sosa Plata, director general de Radio Educación, tiene un enorme potencial para difundir los derechos humanos y hacer su aporte para que los niños los conozcan; por tanto, el llamado para productores, investigadores, gestores, radios comerciales y públicas, es a contribuir para que “el poder de las palabras, la música y las voces hagan un mejor mundo para ellos”. 

En el marco del cuarto Encuentro de productores de radio para las infancias de América Latina y el Caribe que comenzó este martes 25 de agosto, el también defensor de audiencias ofreció la conferencia inaugural Nuevas formas de consumo, Cambiar para acercarnos a las niñas y los niños. En su charla, Sosa Plata ofreció un panorama del consumo, las preferencias, la responsabilidad y la diversidad existente en el mundo de la radio que se hace para el público infantil en el país, el cual ha cambiado y se ha reducido. 

De inicio, el también ensayista dijo que se está viviendo nuevas formas de consumo, que llevan a un cambio en la forma en que las producciones se acercan al público infantil. Sin respuestas claras ni contundentes, mencionó que el llamado es acercarse a esos cambios de consumo que apuntan hacia lo digital, mismos que conllevan una modificación en los hábitos de consumo, de producción y apropiación de contenidos. Incluso, dijo que no se puede hacer algún tipo de predicción en ello, pero que en este mundo digital el sonido, la palabra y el silencio tienen un papel relevante. 

El ganador de dos premios nacionales de investigación y miembro del consejo consultivo de Artículo 19, ofreció siete planteamientos generales sobre las nuevas formas de consumo. El primero, en torno a que el universo de los niños es muy amplio, pues la infancia es el 22 por ciento de la población del país, es decir, uno de cada cinco habitantes es un niño y por tanto es una audiencia potencial para la radio. 

El segundo planteamiento, continuó Gabriel Sosa, es que el universo de la radio es diverso, con gustos y visiones del mundo y de las cosas distintas. Así, los niños indígenas y de poblaciones rurales son distintos a niños de poblaciones urbanas, lo mismo que aquellos que tienen algún tipo de discapacidad, o los niños que oyeron surgir la radio, o los niños de los años 80 del siglo anterior comparados con los de hoy, que nacieron en un mundo hiperconectado y con consumo libre de estos contenidos, más allá de los medios tradicionales.  

Indicó que según un estudio de apropiación de contenidos de 2017 del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), niños de 7 a 9 años demandan imaginación y creatividad, juegos y estimulaciones, son apegados, tiene indagación y curiosidad continua, a la par de que son conscientes de su entorno y opinan sobre cómo se sienten; mientras que los niños de 10 a 12 años demandan realidad, actualización, formas de enfrentar el entorno, ya que son independientes, van hacia la adolescencia, les interesa lo real y lo aspiracional en un mundo dominado por los adultos.  

Acotó que otro estudio de hábitos de audiencias realizado por una empresa da otros elementos: los niños son nativos digitales, no conciben un mundo sin internet ni redes sociales, usan hasta cinco dispositivos, son autodidactas, independientes, abiertos, tolerantes, y saben que el mundo es diverso, se muestran preocupados por el entorno y su protección, aprenden a estar solos, son rápidos, auténticos, se familiarizan con la tecnología de manera veloz, buscan libertad y pertenencia, son reflexivos, cuentan con una actitud activa, quieren hacerse notar, desarrollar independencia y autonomía, sobre todo de los 9 a los 12 años. Por tanto, cuando se hace radio, refirió que es necesario pensar a que hay una enorme diversidad que hay que tomar cuenta en la producción de sonidos. 

Un tercer aspecto, continuó el director de Radio Educación, tiene que ver con que la radio dejó de ser la reina de los medios, pues no es la preferida de los niños ni de los adultos. Un estudio de oferta y estudio de 2018 del Ifetel, indica que la televisión es el medio que mayor exposición tiene ante los niños con 54 por ciento, el internet con 36 por ciento, la televisión de paga con 27 por ciento, seguidos de las revistas, la tv local, el cine y la radio solo con un 3 por ciento. De estos niños que escuchan la radio, escuchan principalmente rockolas musicales en un 80 por ciento y noticiarios en 25 por ciento. 

El cuarto planteamiento, dijo, es una especie de circulo vicioso, ya que no hay un escucha de la radio porque hay pocas opciones. “Es cierto, la radio comercial abandonó a la niñez en materia de contenidos, pero no en el ámbito publicitario. No obstante, en la radio publica hay un aporte fundamental”. 

Completó que según estudios cualitativos señalan que la radio es escuchada por casualidad o solo cuando están los padres, como en el auto cuando van a la escuela o antes de salir de casa, por las mañanas. “Los niños consideran que es parte del mundo de los adultos y algo aburrida. Por tanto no la eligen, sino que es una escucha colectiva dirigida por los adultos”.  

Sosa Plata mencionó que el quinto planteamiento es que la radio es multiplataforma, por lo que la producción sonora debe estar presente en las plataformas porque ahí están los niños. Según un estudio de 2018 del Ifetel, dos de cada 10 niños tienen un teléfono celular propio, misma cantidad que tienen un televisor en su recámara, y el 21 por ciento una consola de videojuegos. 

Asimismo, que el 53 por ciento de los niños, consume internet para ver videos en YouTube, seguida por Netflix, y sus películas, caricaturas y otros programas. Algo importante, es que un 27 por ciento de niñas escuchan contenidos de audio, es decir, no solo ven, sino que escuchan a través de la red. 

“La producción radiofónica puede insertarse creativamente en el mundo digital, sin dejar de lado la radio, el impulso de radiotubers, la interacción con las audiencias a través de redes sociales, para la apropiación de lo sonoro. Incluso, la ficción y los géneros periodísticos hechos por niños parecen ser algunos de los caminos para seguir con la producción”. 

Como sexto punto, el también productor dijo que es claro que “el sonido recupera un lugar en un mundo nominado por la imagen”, siendo los podcasts de mayor impacto, pues incluso se les llama como “la nueva radio”. Por tanto, dijo que debe apoyarse la producción sonora para que los niños accedan a los contenidos, ya que es un derecho y una responsabilidad social, ante una población vulnerable ante la violencia familiar. 

Ultimas

Un fallo informático a gran escala afecta a compañías de todo el mundo

Afp París. Uno de los mayores fallos informáticos de los últimos años provoca este viernes incidencias de calado en todo el...
- Anuncios -
- Anuncios -