Lunes, junio 24, 2024

¡Que vivan los estudiantes!

pue-12

Por una semana estuve desconectada de las prácticas habituales de monitoreo informativo: no escuché radio de 6 a 10, ni de 13 a 15, ni de 18 a 20 horas. No revisé la barra programática nocturna en la televisión, esto es, de 21 a 23 horas eliminé el zapping para contrastar el manejo desinformativo en tal o cual marca televisiva. No fui por mis periódicos como cada semana y como cada día… En fin. Sin querer, hice una dieta desintoxicante entre el 9 y el 18 de agosto.

La noche del lunes 19 de agosto me topé con dos notas televisivas prácticamente idénticas en Foro TV y en Once Noticias: una niña de 6 años se despierta, se enfrenta al desayuno, prepara los útiles escolares, llega corriendo a la escuela y de ahí se derivan los datos duros sobre los millones de niños y niñas que regresan a los diversos niveles educativos y todos los derivados sobre el regreso a clase: caos vial, compras de útiles a última hora, escolapios saludando alegremente a la cámara de televisión. Es decir, la misma nota de cada año, de todos los años, de todos los noticiarios…

En contraste, las violentas manifestaciones magisteriales en el Distrito Federal. Las tomas y los calificativos de siempre: personas que no tienen la calidad moral para ser profesores, o bien, los reportes sobre la indignación de los diputados por la impresentable manera en que se conducen los agremiados de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Reporteros y camarógrafos correteados por maestros indignados por la manera en como los tratan en sus relatos informativos. En fin. El cuadro del dolor.

Enfrento este entorno mediático recién desempacada de una experiencia educativa tan diferente, tan otra y tan iluminadora, que me cuesta conciliar los abismos que enfrenta nuestro país. Junto con otras mil 700 personas de México y el resto del mundo, participé entre el 12 y el 16 de agosto pasado en La Escuelita Zapatista. Los asistentes éramos tan diversos y variopintos en todos los sentidos que aquello se convirtió en una fiesta de la pluralidad. Padres y madres tomando clases muy cerca de sus hijos, con todas las posibles combinaciones de género y edad.

Me explico: un señor (que ya es abuelo de un niño de 11 años) llevó a la bisabuela del pequeño a La Escuelita Zapatista, para que vea en qué anda metido. Resultado: madre e hijo estuvieron fascinados compartiendo el estudio con sus guardianes (Votanes). En esta ocasión no fue el nieto–bisnieto, pero sí una representación importante de esta brigada familiar.

Otro caso: tres generaciones atendiendo a las clases y las horas de estudio. Un bebé de poquitos meses, papá y mamá, abuelo y abuela, y un enorme grupo de amigos y Votanes en torno a la hermosa familia y las lecciones sobre Gobierno Autónomo I y II, Participación en el Gobierno Autónomo y Resistencia Autónoma.

O bien, un ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estudiando codo a codo con su guardián zapatista. O una feminista connotada maravillándose de la sabiduría de su guardiana. O un especialista en descrecimiento en fructífero diálogo con su guardián. O la inquieta pintora de las escenas zapatistas que ilustran innumerables paredes en México y el mundo, amorosamente acompañada por su guardiana, de apenas 15 años de edad…

Los ejemplos son abundantes. Pero comparto el relato de un joven profesor universitario al que le tocó hacer los cursos de la Escuelita en el caracol de Oventik. Llegó a su destino el domingo, bien entrada la noche. Entre la neblina y el frío de la noche, se topó con el primer compa zapatista al bajar del vehículo. Recibió indicaciones de caminar hacia la entrada del Caracol, y en cuanto logró enfocar la mirada, los ojos se le desorbitaron. Una gran fila de hombres, mujeres y niños estaba dispuesta desde la reja de entrada hasta el auditorio. Entre aplausos, entraron los invitados a la escuelita, y en sus corazones y oídos no dejó de retumbar la porra de bienvenida: “¡Que vivan los estudiantes!”.

El relato de ese Pablo que nos contó el episodio hizo asomar los sentimientos del resto de estudiantes reunidos para compartir las primeras impresiones. Hay cientos de historias agradecidas de alumnos con la vida cambiada a golpe de amor y realidad. Todos regresamos con la claridad y sencillez con que los zapatistas compartieron su modelo para cambiar el mundo: organización, organización, organización. Y nunca perder de vista los siete principios del Mandar Obedeciendo: 1) Servir y no servirse. 2) Representar y no suplantar. 3) Construir y no destruir. 4) Obedecer y no mandar. 5) Proponer y no imponer. 6) Convencer y no vencer. 7) Bajar y no subir. Regresamos con la convicción de poder construir un mundo en el que quepan muchos mundos.

Los materiales educativos han despertado miradas de emoción no sólo a los asistentes, sino a todos los que no alcanzaron cupo en esta primera edición de La Escuelita Zapatista. Son cuadernos de texto que contienen parte de la sabiduría resumida en la frase “La Libertad según l@s Zapatistas”. Frente a esta muy otra realidad, el discurso mediático sobre los conflictos magisteriales es aun más lamentable, digna de conmiseración, y se afianza la convicción de construir un mundo, muy a la otra manera.

Quedan muchas tareas pendientes. Aquellos con los que pude conversar piensan que hay que acomodar los sentimientos, reflexionar en las lecciones de vida tomadas en la milpa o en el frijolar. Hay que hacer lo que toca. Lo que es innegable es que esta experiencia educativa horizontal ha dejado muchas más lecciones que irán rindiendo fruto a su tiempo.

Temas

Más noticias

Acciones de gobierno municipal en Tlaxcala capital son para beneficio de la gente

Al entregar obras en las localidades de Ixtulco, Tizatlán y Atempan, la presidenta municipal de Tlaxcala, Maribel Pérez Arenas sostuvo que todas las acciones...

Llaman a capturar los paisajes, rituales y cosmovisiones de los volcanes de México

Los volcanes, sus paisajes, sus rituales y cosmovisiones serán el centro de las miradas fotográficas de un concurso que llama a capturar la presencia,...

Últimas

Últimas

Relacionadas

Solicita Carvajal dar marcha atrás a la desaparición de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje

El diputado federal de Morena Alejandro Carvajal Hidalgo solicitó a la Secretaría de Trabajo  y Previsión Social (STPS) dar marcha atrás a la desaparición...

Trasladar la JLCA fuera de Puebla provocará que al 30% de los expedientes les den carpetazo: CTM

Aproximadamente tres mil expedientes que se encuentran en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) podrían irse al archivo por falta de interés...

Resiliencia y rituales: la respuesta de las comunidades indígenas a la pandemia en la Revista Alteridades

La revista Alteridades, en su edición número 67, ofrece una profunda y multifacética exploración de temas antropológicos contemporáneos, con un enfoque particular en los...

Más noticias

Acciones de gobierno municipal en Tlaxcala capital son para beneficio de la gente

Al entregar obras en las localidades de Ixtulco, Tizatlán y Atempan, la presidenta municipal de Tlaxcala, Maribel Pérez Arenas sostuvo que todas las acciones...

Llaman a capturar los paisajes, rituales y cosmovisiones de los volcanes de México

Los volcanes, sus paisajes, sus rituales y cosmovisiones serán el centro de las miradas fotográficas de un concurso que llama a capturar la presencia,...

Lobos Plateados jugará sus primeros partidos de pretemporada

Los Lobos Plateados anuncian sus primeros partidos de pretemporada de cara al inicio de su actividad dentro de la Liga Nacional de Basquetbol Profesional...