Domingo, junio 13, 2021

Molero: es tiempo de pensar a Puebla como ciudad híbrida desde su nacimiento

Destacadas

En 12 municipios, conflictos con armas de fuego; en riesgo la elección de 6 ayuntamientos

La quema de votos, el uso de armas de fuego como método de intimidación y la toma de oficinas...

Expertos independientes encuentran más indicios sobre el deceso de Zyanya, probable víctima de feminicidio

Expertos independientes que fueron convocados por integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) encontraron indicios que las autoridades...

PES se queda sin registro, sin diputaciones y rezagado en los municipios

El Partido Encuentro Solidario (PES), que nació como una fuerza política aliada de Morena y del presidente del país,...

A propósito de los 490 años de la fundación de Puebla, el historiador del arte Antonio Molero Sañudo llamó a “alejarse” de las concepciones eurocentristas que se tienen sobre ella y la conciben como una ciudad de españoles, pues es tiempo de pensarla como “una ciudad híbrida desde su nacimiento”. 

Al participar en un conversatorio hilvanado en torno al texto que el reconocido historiador Efraín Castro Morales publicó en el marco del 450 aniversario de Puebla, el investigador español señaló que, si bien la ciudad novohispana tiene “muchos aspectos renacentistas”, su génesis es ser “tan mesoamericana como Teotihuacan”, aunque la idea parezca “bárbara”. 

“Hay que pensar en una Puebla mesoamericana, en una ciudad única y ejemplo de urbanismo único y universal”, sostuvo acompañado en el diálogo por el musicólogo Gustavo Mauleón Rodríguez. 

- Anuncio -

Molero Sañudo explicó que desde que se tendió el primer cordel, esta ciudad dejó de ser española y en su fundación el 16 de abril de 1531 se convirtió en una ciudad hibrida o mestiza. “Más allá de mirar con ojos y parámetros de historias del arte y de la construcción europeos, hay que mirar ejemplos cercanos, es decir, hay que mirarnos el ombligo. Este urbanismo único vamos a nombrarlo mesoamericano. Puebla es tan mesoamericana como Teotihuacan”, afirmó. 

Continuó que, aunque a Fray Toribio Paredes o de Benavente, más conocido como Motolinía, “se le ha dado una confianza como documento fidedigno y en otros se le ha leído mal”, es claro que en sus textos habla sobre la traza de la ciudad de Puebla. 

“Ya traían hecha y sacada la traza del pueblo por un cantero que allí se halló; sin mucho tardar los indios limpiaron el sitio y echados los cordeles repartieron luego hasta 40 suelos a 40 pobladores”, dijo al citar a Motolonía. Con ello, completó el investigador, queda claro que la ciudad es trazada por ingenieros locales, pues los castellanos vienen de una España medieval siendo así que la traza en cuadricula es la primera que se traza en un territorio español.  

Antonio Molero detalló que fue trazada con manzanas rectangulares que hasta esa fecha no se habían trazado y que, posteriormente, se retomarán con el virrey Antonio de Mendoza en 1535, a la par que su orientación este-oeste está pensada como una ciudad mesoamericana. 

Continuó que incluso las lajas de piedra puestas en el primer cuadro de la ciudad conservan una medida indígena, el molicpitl, una medida mesoamericana de un pie y medio o 42 centímetros actuales. Esa medida, continuó, es la misma que tiene la Catedral o la Casa del Deán, siendo este “un patrón que hace única a Puebla”. 

“Puebla fue una ciudad hibrida en todos los aspectos, vamos a tratarla de otra forma, como un territorio de nueva generación. Los bancos que se hacen ahora mismo y el pavimento de mármol tienen esa misma medida que no es renacentista ni prehispánica, aunque tenga connotaciones de ambos, sino que es de Puebla. Al día de hoy lo vivimos como una realidad que tiene su germen en esos primeros compases de esa república de españoles”, sostuvo. 

Sobre la idea de ubicar en este lugar a Puebla, el investigador Gustavo Mauleón señaló que responde a una estrategia, que tiene como antecedentes las razones comerciales dadas en el mundo mesoamericano, y la ruta que Hernán Cortés siguió y le llevó a hacer pactos con los diversos pueblos que cruzaban el camino. 

“Es un paso humano antiguo, una ciudad en medio de una serie de señoríos de Tlaxcala y pueblos comarcados. Es el lugar central en el que estos grupos pueden emprender las labores de una fundación y reagrupar a los españoles a los que se les ofrece beneficio como estancias de ganado”. 

El musicólogo señaló que después de su fundación, Puebla fue “un éxito” pues había un documento real que la hacía ciudad y que llevó a ciudades como Tlaxcala a pedir su independencia de ella.  

“En 1534 los tlaxcaltecas que ya están en posibilidad de pedir los privilegios pactados, pero antes de un escudo de armas, piden que la ciudad de Puebla no vaya a alienar a Tlaxcala, porque dado que Puebla empieza a crecer, Tlaxcala se sabe dueña de riquezas. El rey acepta y entrega la carta de no alienación, y en 1535 otorga a Tlaxcala una patente de armas como ciudad y republica de indios, con lo que triunfó el pacto de Tlaxcala y comenzó la relación de altibajos y contenciones con Puebla”, concluyó. 

- Anuncio -

Ultimas

Acusan a policías de Xoxtla de golpear a un detenido hasta privarlo de la vida

Familiares de un hombre que se encontraba preso en los separos del municipio de San Miguel Xoxtla, acusaron a...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -