Proveedoras de autopartes perderán sus contratos si no retoman su producción el 1 de junio: Coparmex

Es Imagen/ Jacqueline Steffanoni

Las proveedoras de autopartes instaladas en Puebla podrían perder contratos con armadoras ubicadas en otros países, principalmente Estados Unidos, si es que no retoman actividades el 1 de junio, sostuvo el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Fernando Treviño Núñez.

Ayer por la mañana el gobernador Luis Miguel Barbosa anunció un decreto para impedir el retorno de Audi, Volkswagen y de las unidades económicas que las abastecen, toda vez que en esta entidad federativa los casos de infectados por Covid–19 va a la alza.

Al respecto, el dirigente del centro empresarial consideró que no autorizar el regreso beneficiaría de alguna forma a Estados Unidos, pues el presidente de esa nación, Donald Trump, ha buscado que las ensambladoras se abastezcan de empresas instaladas en el territorio que gobierna.


“El problema es que si no se puede cumplir con la cadena de proveeduría se corre el riesgo de perder la misma. Si las empresas en Estados Unidos se dan cuenta de que ya no podemos proveerles van a buscar otros proveedores, me parece que a eso también le ha estado apostando Estados Unidos, porque siempre ha sido el discurso del presidente Trump, de llevar más empresas para su país”, dijo en videoconferencia de prensa.

Defendió que el retorno en las armadoras instaladas en Puebla, así como en sus proveedoras, será con solo una parte del personal, cauto, con responsabilidad y cumpliendo más allá de los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el entorno laboral, toda vez que se tomarán medidas exitosas aplicadas en fábricas instaladas en otros países.

El presidente pidió al mandatario poblano tomar en cuenta que Puebla tiene una industria automotriz importante y que forma parte de una cadena mundial, además de que la economía local es altamente dependiente de esta.

Asimismo, Treviño Núñez indicó tener certeza de que en las empresas se generará la menor cantidad de contagios, por todo el protocolo de sanidad que se aplicará.

“Tiene que ser un retorno gradual, responsable, cauto, con la seguridad del personal ante todo. Esto se refiere a que no entra toda la gente a trabajar de forma inmediata… Puedo apostar que en los lugares en donde menos habrá contagios, será en las empresas”.

Consideró que donde se debe poner más atención es en los tianguis y en el transporte público, donde han hecho caso omiso a la Jornada Nacional de Sana Distancia.

Asimismo, el dirigente de Coparmex consideró que la población también tiene que aprender a vivir con el coronavirus, por lo que pidió que se permita reanudar la producción el próximo mes.