A 4 proveedoras de autopartes les niegan amparo para poder reanudar actividades

Es Imagen

Cuatro proveedoras del sector automotriz desistieron de buscar un regreso anticipado, luego de que  sus juicios de amparo fueron rechazados o archivados.

El dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Leobardo Soto Martínez, indicó que al final tomaron la determinación de respetar el decreto emitido por el gobierno del estado de Puebla, que las obliga a permanecer sin labores de producción.

Desglosó que actualmente en 35 proveedoras de autopartes donde la confederación que dirige tiene sindicatos afiliados, solo se realizan labores de preparación para el retorno.


Es decir que están haciendo, con un minino del personal, todas las adecuaciones que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Protección Civil han estipulado para un regreso seguro.

Mientras que otras tramitaron permisos en Protección Civil para poder reanudar antes de que el gobierno estatal ponga fin a la cuarentena, ya que tienen que cumplir con contratos no solo con Audi o Volkswagen sino con otras firmas como Ford, Chrysler, BMW y Toyota, tanto en México y como en el extranjero.

Dijo que están a la espera de obtener el visto bueno de esa instancia, tal como autorizó el funcionamiento de algunas textileras que fabrican productos para la limpieza de hospitales.

Soto Martínez afirmó que, a diferencia de lo que ha ocurrido con la industria restaurantera, las empresas del sector automotriz no han tenido complicación para entrar en la fase de preparación ni tampoco se han topado con contradicciones entre la administración estatal y la del municipio de Puebla.

“El gobierno del estado ha apoyado, no hemos tenido ni complicación ni contradicción porque el decreto es claro de apegarnos en el semáforo rojo”.

Por otra parte, confirmó que al convocar a cursos y tareas de preparación a algunos empleados, las empresas han encontrados casos positivos de Covid–19, lo que significa que a pesar de que las actividades fueron suspendidas para que pudieran permanecer en sus casas, no respetaron el confinamiento ni mantuvieron sana distancia cuando tenían que salir.

Soto Martínez subrayó que a todos los trabajadores se les están aplicando pruebas para detectar si están infectados del nuevo coronavirus, puesto que es uno de los requisitos que el Instituto Mexicano del Seguro Social estableció.

“Todos los que han tenido familiar con síntomas los mandan a cuarentena y los mandan a cubrir todo lo que la ley nos exige, de irse por lo menos 15 días”.

En ese contexto, Leobardo Soto Martínez exigió al Instituto Mexicano del Seguro Social mayor celeridad en los resultados de las pruebas Covid que aplican a los pacientes.

Comentó que cuando algún trabajador pierde la vida dentro de alguno de los hospitales del instituto, pasan más de ocho días para que los familiares tengan los resultados y mientras tanto les exigen sepultarlo en no más de cuatro horas o solo les entregan solo las cenizas.