Cumplir con protocolos sanitarios costará más de 50 mdp a plazas comerciales: titular de la Acecop

es Imagen/ Daniel Casas

Una inversión global que supera los 50 millones de pesos realizarán las 69 plazas que agrupa la Asociación de Centros Comerciales del Estado de Puebla (Acecop) para cumplir con todos los protocolos sanitarios para la reapertura.

El director de la agrupación, Andrés de la Luz Espinoza, informó que cada uno de esos sitios destinará en promedio 800 mil pesos para poder adquirir equipos e insumos que se ocuparán para reducir el riesgo de que, tanto visitantes como trabajadores, se infecten con Covid-19.

Es decir que tendrán que comprar tapetes, gel antibacterial, cubrebocas y líquidos para la limpieza de todas las áreas, entre otros productos.


Expuso que después de más un trimestre cerrados, las administraciones de los locales disponen de pocos recursos para cubrir todos los requisitos impuestos por las autoridades sanitarias y laborales. Sin embargo, tendrán que hacer el desembolso si es que pretenden volver a operar.

“Por ejemplo, Angelópolis tiene 37 entradas directas, tendrá que colocar 37 tapetes, 2 de largo por 1 de ancho para que por lo menos pueda tener el tema de los tapetes”.

El director comentó que propietarios y arrendatarios de los locales de las plazas están ansiosos por abrir, pues necesitan “una bocanada de aire” para no cerrar definitivamente.

Comercialmente hablando, añadió De La Luz, ha sido fuerte el impacto, toda vez que dejaron pasar fechas importantes en las que usualmente registran repunte en ventas, tales como Semana Santa, los días dedicados a los niños, madres, padres y maestros, así como la temporada de graduaciones.

Agregó que las zapaterías, tiendas de trajes y de vestidos, son las que más están padeciendo con el cierre.

Debido a la inactividad, la Acecop estima que se han perdido alrededor de 2 mil 300 empleos directos e indirectos en los centros que tienen agremiados.

No solo han cerrado definitivamente pequeños locales que se ubican dentro de los mismos sino sucursales de cadenas grandes como Soriana, en Galería Las Ánimas; y Sanborns, que estaba en el Paseo de San Francisco.

Ambos establecimientos generaban alrededor de 500 empleos directos, pero no pudieron sobrevivir a la pandemia.

A pesar de la afectación, la asociación, a través de sus representantes ha reiterado que no reabrirán mientras el semáforo Covid en Puebla permanezca en color rojo.

La indicación a los agremiados es esperar a que el gobierno estatal lo permita, ya que ello también disminuirá la posibilidad de un rebrote y de que nuevamente los establecimientos no esenciales tengan que cerrar.