Protestan meseros en el zócalo; piden reapertura de restaurantes

Foto: Rafael García Otero

Alrededor de 150 meseros, garroteros y cocineros que laboran restaurantes y banquetes se manifestaron en el zócalo de la ciudad de Puebla, frente a palacio municipal, para pedir diálogo con las autoridades con el objetivo de que sus centros de trabajo sean reabiertos.

Con cubrebocas, caretas y respetando la sana distancia, los trabajadores portaron letras que formaron la frase “Queremos trabajar, estamos preparados”.

Los empleados laboran, principalmente, en establecimientos afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), agrupación que reiteradamente ha pedido la apertura de los negocios.


Carlos Asomoza, secretario de la misma, aseveró que el personal está desesperado por trabajar, ya que han tenido que deshacerse de sus bienes para poder subsistir a más de 100 días de cierre debido a la pandemia de Covid19.

“Todos han tenido que vender hasta lo que no es de ellos, ya no hay forma. Lo que necesitamos es fecha, que la gente sepa cuándo regresar a sus labores… No quieren robar, no quieren ir a la calle a hacer cosas males, no queremos manifestarnos de forma agresiva ni ofendiendo a nadie. Es una manifestación ordenada, educada, respetamos sana distancia”, declaró.

Empresarios esperan hoy reunión con Claudia Rivera

Ayer, mientras se desarrollaba la protesta, dirigentes del Consejo de comerciantes del Centro Histórico (CCCH), Canirac y Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) se reunieron con un representante de Gobernación y los titulares de Protección Civil, Turismo, Movilidad y Desarrollo Económico del municipio de Puebla.

En la misma, los integrantes de la iniciativa privada propusieron la instalación de un comité para el regreso, que defina la forma y el momento en que irán abriendo los establecimientos.

Al final,  acordaron un encuentro con la edil Claudia Rivera Vivanco y el secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo, para abordar el tema de la reapertura escalonada y con aforos reducidos a partir del 6 de julio, la instalación de una mesa de diálogo, reabrir a la circulación el centro de la ciudad y solicitar coordinación entre estado y municipio.

José Juan Ayala, dirigente del CCCH, dijo que esperan que este día puedan hablar con la alcaldesa, ya que a los negocios establecidos les urge estar activos a más tardar el lunes siguiente.

“Esperamos que la presidenta le dé la prioridad a esto que está pasando. No piensen en nosotros como empresarios, piensen en la fuerza laboral…ya no tienen dinero, ya no saben qué hacer”.

Marco Antonio Prosperi, dirigente de Canaco, reiteró que están listos para levantar sus cortinas el día 6, no porque quieran sino por necesidad.