PROPUESTA A DISCUSIÓN

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta ha anunciado este martes un nuevo esquema de seguridad pública que consistiría en la creación de un mando único coordinado para toda la zona metropolitana de Puebla, como una manera de generar un esfuerzo común ante el alto índice delictivo que presenta una de las áreas más pobladas y urbanizadas del país.

La creación de los mandos únicos es una propuesta que ha estado a discusión desde hace dos sexenios, pero razones e intereses políticos, han impedido que se ponga en práctica.

Especialistas en la materia sostienen que el mando único es una buena alternativa para mejorar la planeación y progresar en la disminución de los índices criminales, evitando que cada cooperación policiaca tengan comportamientos y resultados distintos.


Sin embargo, el punto central es quién estaría al frente, siendo ese un factor importante para que funcione dicho proyecto. En ese sentido, genera mucho temor que pudiera arribar a esa responsabilidad Ardelio Vargas Fosado, quien está cercano al Poder Ejecutivo y que tiene un pasado muy cuestionado en el tema de los derechos humanos, cuando estuvo al frente de la Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración.

Es fundamental que el gobierno del estado atienda estas observaciones, y no se caiga en los errores de otras administraciones, que confiaron en personajes muy cuestionados y al final los resultados fueron desastrosos, ejemplos de ello son el caso de Genaro García Luna en la gestión del expresidente Felipe Calderón Hinojosa y Facundo Rosas Rosas con el exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas.