Pronostican que en octubre cae Felipe Patjane, el edil de Tehuacán

Quienes conocen a profundidad de lo que pasa en Tehuacán, sostienen que es muy probable que el edil Felipe Patjane Ceja no sobreviva al mes de octubre, pues camina directamente a ser el primer alcalde de Morena en caer. Los problemas de comprobación de recursos públicos, los conflictos internos en el ayuntamiento, la ola de inseguridad y ahora el estallamiento –por primera vez en la historia del municipio– de una huelga, hacen ya insostenible su presencia en el cargo de alcalde.

El caso de Felipe Patjane podría ser el primer gran llamado de atención a los alcaldes de Morena que han extraviado el rumbo, cuyas gestiones gravitan entre la frivolidad, actos de corrupción y la ineficiencia total. Se han convertido en un severo lastre para el movimiento lopezobradorista, ya que están alejando al electorado a un ritmo acelerado de la opción electoral de la izquierda.

Si se concreta la caída del alcalde de Tehuacán, será un llamado que sonará más o menos así: “Me escuchas Felipe, para que me entiendas Claudia Rivera, Norma Layón y Mario de la Rosa”, en alusión a los alcaldes de Puebla, San Martín Texmelucan y Amozoc, respectivamente, que encabezan los peores gobiernos de Morena, no solo en el estado, sino en el país.


La tentativa de que Patjane no sobreviva al próximo mes de octubre se debe en mucho a dos auditorias que hace poco más de un mes le iniciaron desde el ámbito federal y estatal, en las cuales han surgido las primeras sospechas de actos de desvíos de fondos y de corrupción, que podrían poner en riesgo la estabilidad del ayuntamiento.

Por un lado, el alcalde gastó algo así como 22 millones de pesos en un festival de música, al inicio del año, que fue organizado por Paulina Vargas Sobrado, quien es la directora de Turismo y es la prometida del edil, y por el otro, el ayuntamiento no puede cubrir necesidades básicas como pagar el seguro de vida de los bomberos.

Sin contar las denuncias que exfuncionarios municipales de que habría un monto elevado, cercano a los 20 millones de pesos, de contratos con graves anomalías, como es no tener claridad qué se compró o qué se contrató con ese dinero.

Esas dos auditorias son las que prendieron los “focos rocos” contra la gestión de Patjane, quien en lugar de enderezar su gestión, pese a los llamados que le han hecho para mejorar su gobierno, se ha obstinado en enfrentar una guerra interna contra la mayoría de los regidores y los principales funcionarios del gobierno, a los que ha cambiado constantemente como fruto de arranques de enojo del presidente municipal.

Dicha crisis del ayuntamiento ha sido aprovechada por la delincuencia organizada, que ha convertido las calles de Tehuacán en cotos de poder. Mientras tanto, la ciudadanía cada vez vive con más miedo y con desencanto del gobierno municipal de Morena.