A siete años de la privatización del agua hay al menos 14 causales para revertir la concesión: Omar Jiménez

A siete años de la privatización del agua potable en Puebla hay al menos 14 causales para que el Congreso del Estado revierta el convenio con la firma Concesiones Integrales, mejor conocida como Agua de Puebla, denunció el representante de la Asamblea Social del Agua, Omar Jiménez Castro.

En conferencia de medios indicó que entre las causales destaca que de mayo de 2014 a junio de 2019 la concesionaria ejecutó 45 mil 468 cortes de agua y drenaje, de los cuales 37 mil 706 son de agua de uso doméstico y 6 mil 532 de uso comercial.

“Todo corte de agua y drenaje es anticonstitucional. Violenta el cuarto constitucional y el artículo 12 de la Constitución de Puebla. La Organización Mundial de la  Salud determina que a ninguna persona debe cortársele el servicio de agua y de drenaje por una falta de paga, además de que la Concesionaria no acredita el adeudo”, subrayó. 


El defensor urgió al Congreso del estado a iniciar el proceso de remunicipalización, cancelación o revocación del contrato para recuperar el agua y ponerla al servicio de los ciudadanos. 

Sin embargo, sostuvo que se percibe una falta de voluntad política por parte de la LX Legislatura local con mayoría de Morena pese a que fue una de sus promesas de campaña, o peor aún, una colusión entre los diputados y la empresa. 

Y es que recordó que en marzo pasado los diputados locales aprobaron que la empresa suministre 15 metros cúbicos de agua al mes por familia pero permiten los cortes si se cuenta con un adeudo. 

“En diciembre del año pasado intentaron convertir la relación entre usuario y empresa en un crédito mercantil, no lo permitimos porque nos manifestamos. Pero en marzo de este año sí aprobaron los cortes ilegales. No hay voluntad política, los diputados de Morena ya están en el basurero de la historia”, acusó.  

Indicó que aunque los diputados señalan que es difícil revertir el contrato existen otras causales como la persecución y hostigamiento por parte de la firma a los usuarios que tienen un adeudo. 

“El cobro extrajudicial está prohibido. Aún así hace tres o cuatro semanas la Concesionaria ha iniciado una persecución y amenazas en contra de supuestos usuarios que tienen adeudo a través del Despacho Jurídico González Chimal y Asociados y Colet de México con dirección en la Ciudad de México, lo que violenta el artículo 284 Bis del Código Penal Federal”, expuso. 

Otra causal de peso es que Puebla es la cuarta entidad con las tarifas más altas del país, las cuales han aumentado hasta un 500 por ciento.

“Los diputados dicen que es muy difícil la revocación pero hay muchas razones de peso. No han hecho nada y ni lo harán. Se les olvidó su promesa de campaña en 2018. Cuando anduvimos en campaña hubo dos problemáticas la inseguridad y la falta de un rasgo humano en el tema del agua”.

Agregó que a finales de julio pasado documentó que mil 216 trabajadores de la Concesionaria fueron obligados a renunciar voluntariamente para dar paso a su contrato laboral con Consultora Urien RL DE CV.

Otra de las razones que podrían fundamentar la revocación es que la Concesión no ha cumplido con la cobertura en todos los rincones del municipio, pues hay colonias como Ampliación Flores del Pedegral donde existe la red hidráulica pero una organización obliga a los ciudadanos a afiliarse a esta para dotar del vital líquido.

Asimismo, indicó que la planta de tratamiento de San Bernabé Temoxtitla está sin funcionamiento y expide malos olores como evidencia.

Sostuvo que hay un total de 500 colonias que reciben agua tres horas a la semana durante tres días únicamente como Barranca Honda, Bosques de Manzanilla y Bosques de San Sebastián, mientras que el fraccionamiento Las Hadas estuvo seis meses sin el suministro.

En cuanto al saneamiento indicó que Agua de Puebla no cumple con la norma 001 establecida por Semarnat y como evidencia de ello es la acumulación de espuma que provocaron la muerte de un hombre.