La desprivatización del agua es responsabilidad de gobiernos y Congresos locales, afirma López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el tema de la desprivatización del servicio del agua, drenaje y saneamiento en entidades como Puebla es responsabilidad del gobierno del estado y del Congreso local.

Así lo declaró este miércoles durante su tradicional conferencia de prensa en las instalaciones de Palacio Nacional, tras ser cuestionado por la creciente falta del servicio de agua en gran parte del país.

“En tiempos anteriores hubieron dos partidos que tenían ya un acuerdo en comisiones, ya estaba el dictamen para privatizar el agua a nivel nacional, pero ese proyecto no pasó porque nos opusimos, fue de las pocas cosas que se pudieron detener”, afirmó en alusión a Acción Nacional y el PRI.


Sin embargo, expuso que no corrieron con la misma suerte de detener la reforma laboral ni energética.

En ese sentido, dijo que “es muy remota la posibilidad, más bien no existe” que durante su sexenio se privatice el servicio del agua.

Andrés Manuel López Obrador señaló que si este proceso ya se llevó a cabo en los estados, lo que se debe analizar es cómo revertir el procedimiento, pues la autoridad es responsable de garantizar el acceso al agua como un derecho humano.

“Esto corresponde a las legislaturas locales, a los gobiernos de los estados, y en el caso del gobierno federal nosotros hicimos el compromiso de no hacer ninguna modificación a estas leyes”, afirmó.

Andrés Manuel López Obrador evitó tomar una postura en casos como el de Puebla y otras entidades del país, donde se encuentra privatizado el servicio de agua, drenaje y saneamiento.

No obstante, enfatizó en que se deben dejar de lado las prácticas neoliberales y no privatizar el patrimonio de la nación.

El presidente de México dijo que hubo protestas cuando una alianza de partidos intentó que se privatizara el agua en México. Al final, señaló no pasó a votación a la Cámara de Diputados, a pesar que tenían mayoría y podrían aprobarla.

“No pudieron modificar la Constitución, está muy remota esa posibilidad, no existe ninguna posibilidad de que se privatice el agua”, reiteró Andrés Manuel López Obrador.

Por último, aseveró que se tienen las bases jurídicas para la cuarta transformación del país, por lo que dijo se revisará si es necesario reformar la normativa en materia de agua, solo a favor de los mexicanos.

En Puebla, desde el año 2013 se privatizó el servicio del agua, drenaje y saneamiento, a iniciativa del exgobernador panista Rafael Moreno Valle Rosas, que entregó a tres empresas, dos de ellas transnacionales, la administración del recurso natural.

Sin embargo, de manera opaca las empresas Epcor, Ticsa y Agua de México entregaron a una cuarta compañía la gestión directa, Concesiones Integrales SA de CV, propiedad de una sola familia conformada por Juan Diego Gutiérrez Cortina y sus hijos, quienes poseen 99 por ciento de las acciones.

Los Gutiérrez Cortina fueron beneficiados del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) y están ligados al expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Desde entonces, en Puebla y el área conurbada inició un movimiento ciudadano que busca desprivatizar el servicio con la rescisión del contrato por incumplimiento a las cláusulas, por parte de la empresa.