Envían a prisión a dos policías de Coronango, presuntamente implicados en la desaparición de un hombre

Los policías municipales de Coronango, Ruben N y Oswaldo N, fueron vinculados a proceso por presuntamente estar relacionados con la desaparición forzada de un hombre.  

Con base en las investigaciones ministeriales se sabe que el pasado 25 de mayo de 2018, en la junta auxiliar de San Martín Zoquiapan, Coronango, un ciudadano fue interceptado por elementos de la Comisaría de Seguridad Pública y Vialidad municipal, luego de que presuntamente intentara cortar los cables de luz de una vivienda y fue retirado del lugar, a bordo de la patrulla que conducían los imputados, siendo esa la última ocasión en que se supo el paradero del afectado.

Al iniciar las investigaciones respecto al caso, la Fiscalía de Puebla tuvo conocimiento que los uniformados no pusieron a disposición de la autoridad competente al aún no localizado y tampoco informaron acerca de su detención.


Tras la denuncia un juez libró la órdenes de aprehensión, las cuales se cumplieron el 31 de julio de 2019 contra Oswaldo N y el 1 de agosto de 2020, agentes investigadores ubicaron y capturaron a Rubén N.

Mediante el aporte de datos de prueba sustentados por la Fiscalía de Puebla, Oswaldo N. y Rubén N. están vinculados a proceso por el delito de desaparición forzada de personas. 

Ambos permanecerán en prisión preventiva como medida cautelar, durante el tiempo que dure la investigación.

El 18 de mayo de este año la fundadora del colectivo La Voz de los Desaparecidos en Puebla, María Luisa Núñez Baroja, reveló que al día existe un promedio de seis personas desaparecidas ante las autoridades estatales, casos que podrían estar vinculados a diversos delitos, como el feminicidio, la trata de personas, explotación laboral, violencia intrafamiliar y hasta tráfico de órganos y tejidos en menores.

Sin embargo, María Luisa Núñez dijo que con la pandemia por Covid–19 se ha aletargado el proceso de investigación, porque se han suspendido las visitas a la Fiscalía General del Estado (FGE).

En ese sentido advirtió que no hay peor virus en la sociedad que las desapariciones, la indiferencia, la apatía y la falta de trabajo de las autoridades estatales.