23 años de prisión para el homicida de la estudiante Mariana Fuentes

A 23 años de prisión fue sentenciado José de Jesús Cortés García, ex conductor de UBER, por el asalto y asesinato de la estudiante de la Universidad Autónoma de Puebla, Mariana Fuentes Soto.

El 30 de septiembre de 2017, el ahora sentenciado participó en los hechos de la colonia Prados Agua Azul y en octubre del mismo año fue vinculado a proceso por el delito de homicidio calificado.

Con datos de prueba aportados por la Fiscalía de Investigación Metropolitana, la autoridad judicial dictó en contra de José de Jesús Cortés García, sentencia condenatoria consistente en 23 años de prisión, pago de más de 80 mil pesos como parte de la reparación del daño moral y más de 400 mil pesos como reparación económica.


La semana pasada se realizó el juicio oral, donde el acusado de nueva cuenta sostuvo que él únicamente era el encargado de conducir el vehículo, supuestamente amenazado con arma de fuego, en el que viajaban otros dos sujetos a los que señaló como verdaderos responsables del crimen.

Mariana, de 20 años de edad, fue asesinada un sábado por la noche durante un asalto. Ella se dirigía al domicilio de una de sus compañeras, en la colonia Prados Agua Azul, con un grupo de amigas saldría a divertirse.

Alrededor de las 23:00 horas arribó a esa zona y a la altura de la 19 Sur y 45 Poniente, fue interceptada por los delincuentes, uno de ellos, Cristian “N”, le quien disparó a la joven que opuso resistencia.

En octubre de ese mismo año, la Fiscalía General del Estado (FGE) anunció la detención de Gerardo Iván “N”, implicado en el homicidio la estudiante universitaria.

No obstante, en la audiencia a “El Mexicano”, como le apodan, solo se le imputó un robo contra dos alumnas de la máxima casa de estudios; ninguna de ellas era Mariana Fuentes.

Después de ocho meses quedó libre por decisión de un juez, pero violó su libertad condicional y en mayo pasado fue aprehendido.

En tanto que Cristian, quien disparó a Mariana Fuentes en la cabeza, fue detenido el 26 de junio de 2019, tras asaltar a una pareja y despojarlos de dos teléfonos celulares en la colonia Satélite Magisterial.

A pesar de que la Fiscalía lo identificó como el homicida de la estudiante de Derecho, el delincuente solo fue presentado por robo ante el juez de control.