Hasta ocho años de prisión por acoso sexual, proponen en el Congreso de Puebla

Es Imagen

La diputada Mónica Lara Chávez presentó al Congreso del estado una propuesta de reforma que busca incrementar la sanción por acoso y hostigamiento sexual, para que los responsables de esos delitos permanezca en prisión hasta ocho años y 6.5 años, respectivamente. 

La iniciativa además propone incluir en el acoso sexual el envío de mensajes o fotos con connotación sexual por medios electrónicos, cuando no exista consentimiento de quien recibe la información.  

“Esto para que no queden impunes los actos de aquellos exhibicionistas que mandan imágenes de sus genitales a mujeres,  o realizan actos sexuales frente a ellas, pensando que esto no tendrá consecuencias”, manifestó la legisladora, integrante del grupo legislativo del Partido Encuentro Social (PES).


 

Mónica Lara expuso que las víctimas de acoso y hostigamiento sexual pertenecen a ambos géneros, aunque el femenino es el más afectado, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que en 2019 incluyó por primera vez ambos temas para entender la percepción de la inseguridad entre los mexicanos.

Los resultados revelaron que 19.4 por ciento de la población mayor de 18 años ha sido víctima de violencia sexual o acoso en lugares públicos. La proporción es mayor entre las mujeres, ya que 27.2 por ciento reconoció que ha sufrido ese tipo de conducta, estadística que se reduce a 10.1 por ciento, en el caso de los hombres.

El Código Penal de Puebla vigente determina que ejerce el delito de hostigamiento sexual quien, valiéndose de una posición jerárquica derivada de la relación laboral, docente, doméstica o cualquiera otra que genere subordinación, asedie a otra persona, emitiéndole propuestas, utilice lenguaje lascivo con este fin o le solicite ejecutar cualquier acto de naturaleza sexual.

En tanto, en el delito de acoso sexual no existe una relación de subordinación pero sí una conducta verbal, física o ambas, relacionadas con la sexualidad que ponga en riesgo a una persona o cause un daño o sufrimiento psicoemocional que lesione la dignidad.

Mónica Lara propone modificar la tipificación del delito de acoso sexual para establecer que lo comete un individuo que envíe por cualquier medio, incluidos los electrónicos, fotografías, mensajes o videos donde exhiba sus órganos sexuales o que se consideren obscenos; también aquel que se masturbe con o sin eyaculación o realice frotamiento con respecto a una persona, sin que la víctima haya otorgado su consentimiento.