Presidente municipal de Ajalpan relegó a un regidor, lo cesó del cabildo y le dio una dirección

Ajalpan. Que se le reinstale en el cargo de regidor, para el cual fue electo, exigió Arnold Castillo González, quien desde que inicio la actual administración municipal que preside, Gustavo Salomón Lara Torres, no fue convocado para fungir como tal, en su lugar se reconoce a su suplente, Nicolás Atilano Atilano.

Lara Torres decidió borrar de un plumazo a su regidor de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, a quien le asignó la dirección de deportes del municipio, cargo en el que se ha desempeñado durante estos casi dos años de gestión.

Según lo que reveló a este rotativo Arnold Castillo, durante todo ese tiempo guardó silencio debido a que lo tenían amenazado, por lo cual optó por ser cuidadoso para que ni él ni los suyos fueran a sufrir algún atentado; adelantó que más adelante dará a conocer los nombres de quienes lo amenazaron.


Refirió que no hubo ninguna explicación por parte de Gustavo Lara para negarle su derecho a ocupar la regiduría, simplemente le informó que iba a ocupar la dirección de fomento deportivo y ante la intimidación de que era objeto, no tuvo otra opción que aceptar.

Para el regidor los hechos del pasado 19 de octubre, que pusieron a Ajalpan en la mira nacional y hasta internacional, fue una de las razones por las que decidió romper el silencio y dar a conocer su situación.

Este miércoles dio el primer paso en busca de que el ayuntamiento le reconozca en su cargo real, pues se trata de una responsabilidad que no debe al presidente municipal, sino al pueblo que votó para que él se desempeñara como regidor.

Fue así que acudió al Congreso del Estado, donde hizo entrega de un escrito para solicitar que los diputados instruyan a Gustavo Lara Torres para que lo reinstale en la regiduría que actualmente ocupa Nicolás Atilano, ya que no existe ninguna razón que justifique el cambio de titular en ese cargo.

En todo este tiempo no ha sido convocado a las reuniones de cabildo, tampoco se le permite firmar ningún documento como regidor, de modo que los estados de origen y aplicación de recursos llevan la rúbrica del suplente.

Castillo González expresó su confianza en que el Congreso del Estado responda su solicitud a la brevedad posible, ya que el presidente municipal incurre en una anomalía, al impedirle desempeñarse como regidor.