Sismo de 2017 causó daños a alcaldía de Aquixtla y ahora despacha en domicilio particular: edil

Desde septiembre de 2017 las autoridades municipales de Aquixtla despachan en un domicilio particular, ya que como consecuencia de los sismos de septiembre de ese año el edificio fue declarado en riesgo, sin que hasta la fecha se cuenten con recursos para edificar nuevas oficinas, denunció la edil Judith Fernández Gutiérrez. 

En rueda de prensa para presentar el primer Festival del Barro en dicho municipio, afirmó que después de intentos de linchamiento de 2017 en esta localidad de la Sierra Norte, la seguridad ha mejorado con ayuda de la población, sin embargo una fuerte sequía este año afectó la producción de jitomate y provocó pérdidas a productores de entre 60 y 80 millones de pesos.

La alcalde priista subrayó que por una omisión de las anteriores autoridades municipales el edificio de la presidencia de Aquixtla no fue inscrito en el censo del Fonden para obtener recursos para levantar un nuevo edificio, tras los sismos de 2017.


 

Y es que manifestó que los daños fueron de tal severidad que ya no puede ser reparado el palacio municipal de la localidad.

“Necesitamos un nuevo edificio. Las autoridades anteriores fueron omisas y nos heredaron este problema. La población exige un edificio para la presidencia. Actualmente despachamos en un domicilio particular”.

Afirmó que recientemente hicieron una solicitud al gobierno federal de 15 millones de pesos para esta tarea los cuales les fueron negados, por lo que optarán por levantar las nuevas oficinas con recursos que aporten los pobladores a través de las llamadas faenas. 

Casos como el de Aquixtla se repiten en todo el estado con edificios públicos o monumentos que no han sido reparados pese a las afectaciones por los terremotos.

El municipio de Chietla, en la Mixteca poblana, fue uno de los más afectados con el terremoto de ese año. El palacio municipal de esta localidad tuvo que ser desalojado por el grave daño estructural.

Se pierde 60 % de la producción de jitomate

La alcalde de Aquitxlta también expuso que una sequía azotó este 2019 el municipio –cuyo nombre paradójicamente significa lugar donde sale el agua– lo que afectó de manera significativa la producción de jitomate.

Sostuvo que en total se perdió 60 por ciento de la producción que en términos económicos representa entre 60 y 80 millones de pesos.

Expuso que a nivel nacional, Aquixtla compite con el estado de Sinaloa en cuanto a la producción de este alimento.

La munícipe expuso que ante este golpe económico el municipio busca otros ingresos, por lo que se prepara el festival del Barro, Fuego y Tradición, que se celebrará del 18 al 20 de octubre.

Al respecto, sostuvo que en el municipio ha mejorado la seguridad, luego de que en el año 2017 hubo un intento de linchamiento en contra de supuestos asaltantes tras el incremento de la inseguridad; sin embargo, afirmó que los niveles de delincuencia se redujeron por la coordinación que hay entre la autoridad municipal y la población.