Evitar pagar prebendas y privilegiar la defensa de la autonomía municipal, destaca Claudia Rivera en segundo informe

Es Imagen/ Daniel Casas

Sin la presencia del gobernador del estado, del rector de la UAP ni de los diputados locales, entre los invitados especiales, la alcalde Claudia Rivera Vivanco rindió este lunes su segundo informe de gobierno en el que mensaje político fue claro: la defensa de la autonomía municipal de la oposición.

En ciertos momentos de la administración, cuando el golpeteo fue más fuerte, Rivera Vivanco confió que algunos le aconsejaron seguir la inercia del pasado, dar convenios a medios de comunicación para que no le peguen, brindar apoyos para ganar adeptos, ceder o negociar con el “G tal” -en alusión al grupo opositor de regidores de Morena-, así como construir respaldo a cambio de prebendas.

“Así se ha hecho siempre, me decían; si hubiese accedido a esas sugerencias cómodas y viles, seguramente llegaríamos hoy en otras condiciones a este informe. Habrían salido publicadas unas columnas llenas de zalamería, habría habido consenso en la mayoría de las decisiones y hasta se hubieran pagado algunos desplegados para felicitar al ayuntamiento, como se hacía hace algunos años”, admitió.


A 24 meses de gobierno, la presidente reconoció que sin duda hubiera hecho estas recomendaciones, pero significaría traicionar a Morena y sobre todo a ella misma.

“Eso es algo que jamás podré permitirlo”, dijo de manera contundente, lo que le valió los aplausos y las exclamaciones de “no estás sola” por parte de los asistentes al informe de actividades, donde la única figura política que destacó fue la de Bertha Luján, exaspirante a la dirigencia nacional de Morena.

En el patio del Palacio Municipal, Claudia Rivera destacó la presentación de la controversia constitucional interpuesta por la Comuna en contra del gobierno del estado, quien intentó asumir el control de la seguridad en la capital bajo pretexto de la falta de resultados en la materia.

“Promovimos el recurso no por un tema personal, ni mucho menos de confrontación, sino por defender la institución que represento, y estoy segura que así lo entendió nuestro señor gobernador. No somos pares, lo sé, pero tampoco somos inferiores ni subordinados”, aclaró.

A pesar de ello, aseguró que está dispuesta a colaborar de manera coordinada con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, siempre y cuando haya respeto a la autonomía municipal.

Ante medio centenar de invitados, informó que su gobierno cumplió con la defensa de la autonomía municipal, la desprivatización del servicio del agua y el combate a la corrupción, ejes prioritarios de su administración, así como la ejecución de obras de justicia social y la inversión de 40 por ciento del presupuesto a las 17 juntas auxiliares de la capital.

Previo al acto protocolario, Rivera Vivanco pidió un minuto de silencio para los trabajadores del ayuntamiento de Puebla que perdieron la batalla frente al virus Covid-19.

Durante cerca de dos horas no sólo habló de los avances que dio su administración en materia de obra pública, sino además defendió el proyecto de intervención que iniciará en próximos días de las 50 calles del Centro Histórico, como la 5 de Mayo, 8, 10 y 12 Oriente-Poniente.

Para argumentar el abandono del primer cuadro de la ciudad, la edil proyectó una videograbación en el que evidencia el abandono de hasta una década del mobiliario urbano y el estado en que se encuentran las calles, tras afirmar que este proyecto “no es el mismo que realizó la expresidente Blanca Alcalá” en 2011.

A los opositores a este proyecto, respondió que lo hacen porque no conocen ni han caminado las calles de la ciudad.

“Estoy segura de lo que se ha hecho pero no satisfecha”, admite alcalde

En su mensaje, Claudia Rivera externó que se siente segura de lo que han hecho como gobierno, pero no satisfecha, porque aún hay más metas por alcanzar.

A los más de 30 mil poblanas y poblanos que creyeron en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador, en Puebla capital, les dijo que no le ha fallado al pueblo ni al presidente de la República.

“La transformación existe en Puebla, está en Puebla, está en curso, y vamos por más”, recalcó de manera efusiva.

A quienes no simpatizan con la oferta política ni se identifican con la cuarta transformación, comprometió seguir trabajando hasta ganarse su confianza.

“La presidente respetará siempre sus puntos de vista diferentes a los nuestros; y me reitero a sus órdenes de toda la ciudadanía, independiente de su identificación política”, declaró.

A los que han apostado a su fracaso, reviró que les tiene dos noticias: una es que perdieron su tiempo porque sus esfuerzos fueron en vano, y la otra es que no les hicieron nada.

“Hoy somos más fuerte”, lanzó con el puño izquierdo en alto.

Hubo transparencia en el manejo del recurso redireccionado a la pandemia

Sobre la rendición de cuentas, Rivera Vivanco destacó haber ejercido los recursos de su administración de forma eficiente y transparente, lo cual le valió contar con el capital necesario y redireccionar 500 millones de pesos para enfrentar la emergencia sanitaria por el virus Covid-19, sin generar deuda pública o actos de corrupción.

A los señalamientos de incurrir en subejercicio presupuestal, la presidente municipal explicó que gracias a la disciplina en el manejo del presupuesto, en 2020 hubo el recurso para crear 12 programas sociales en apoyo a la economía de los afectados por la pandemia.

En ese sentido, citó la repartición de 27 mil despensas, 10 mil kits de desinfección, empleo temporal, apoyos económicos de 10 mil pesos al desempleo, así como un fondo emergente para que la gente pudiera pagar el consumo de energía eléctrica.

En cuanto al combate a la corrupción, señaló las auditorías a las cuales está sujeto el Ayuntamiento, además de las evaluaciones constantes que realizan auditores externos que le han permitido que el municipio de Puebla se ubique entre los primeros lugares de transparencia.

En materia de seguridad pública, destacó las acciones emprendidas durante el año para equipar y capacitar a las fuerzas policiales de la ciudad, así como la mejora a sus condiciones laborales que le permitieron al corporativo policíaco de la capital ser el mejor pagado en el estado.

Incluso, criticó la subordinación del exalcalde Eduardo Rivera Pérez, emanado de Acción Nacional (PAN), por no “chistar” nada al gobierno estatal cuando le quitó 2 mil policías municipales.

Como nunca antes, sostuvo que su administración ha realizado operativos en lugares donde históricamente no entraba la fuerza pública, por temor o complicidad.

Tal es el caso, mencionó, del mercado Unión, el Morelos, la 46 Poniente y la zona conocida como “La Cuchilla”, lo cual derivó en la desarticulación de al menos 80 grupos delincuenciales que se traduce en 23 por ciento de mayor efectividad que el año pasado.

A la par, Claudia Rivera señaló los indicadores registrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, donde la Angelópolis registra una tendencia a la baja en todos los delitos, en más del 33 por ciento, los cuales pasaron de 19 mil hechos delictivos en 2019, a 12 mil para este año.

Ante lo expuesto, sentenció que la Estrategia Nacional de Seguridad Ciudadana y Construcción de la Paz conjunta con el gobierno federal sí está funcionando en Puebla.

La remunicipalización del agua, el único pendiente

Por otro lado, la presidente municipal reconoció como uno de los pendientes la remunicipalización del servicio del agua, que se encuentra privatizado desde hace siete años a la empresa Concesiones Integrales SA de CV.

Al respecto, sentenció que no puede seguir la administración del recurso hídrico en manos de particulares que se están beneficiando económicamente.

“Con hechos hemos ratificado lo que propusimos en campaña, remunicipalizar el servicio del agua para que sea un servicio para la gente y no un negocio para una empresa; el agua es un derecho humano y un asunto de seguridad nacional, y por eso no debe estar en manos de particular”, condenó.

Rivera Vivanco dijo que su desprivatización fue una consigna electoral, “pero parece que algunos lo han olvidado”, en relación a la postura que ha asumido el Congreso del estado.

Arguyó que desde el Cabildo de Puebla se inició el proceso de reversión de la privatización del agua y, actualmente, un par de iniciativas se encuentra en el Congreso local con dicho propósito.

Por eso, exhortó principalmente a las diputadas a que ayuden a retomar el tema y devolverle a la sociedad el recurso natural.

Pide edil a ciudadanos ponerse “los tenis” para seguir gobernando en Puebla

El discurso de Claudia Rivera cerró con un reconocimiento a su equipo de trabajo por su entrega y compromiso, y de manera especial a su madre Eloisa Vivanco, fundadora de Morena en Puebla, por su cariño y por enseñarle a luchar, a no rendirse y perseguir sus ideales.

“Aquí estoy de frente a ustedes, rindiendo cuentas y abordando todos los temas, como siempre lo he hecho. No tengo nada que esconder, nada que eludir, puedo ver a los ojos a cualquiera”, encaró.

La morenista comentó que no es su estilo mentir y por norma tampoco afectar a nadie, por eso adelantó que seguirá haciendo política y dedicándose al servicio público porque es su vocación.

“Lo que empezó en las calles como un activismo, hoy tiene su realización en las tareas gubernamentales. Seguiré gobernando para todas y todos; seguiré con un estilo propio, porque no me gusta copiar y menos repetir patrones; seguiré cuidando cada peso y poniendo mi empeño en cada suspiro y en cada latido de mi corazón”, pronunció al final, tras invitar a la ciudadanía a que se pongan “los tenis” y caminen juntos hacia lo que viene por delante.