Policía acusado de violación se ampara para evadir aprehensión

Daniel Iván N., expolicía municipal de Puebla acusado del delito de violación, solicitó un amparo para dejar sin efecto la orden de aprehensión que tiene en su contra desde enero pasado.

Fue el abogado del ex uniformado quien pidió el recurso legal marcado con el número 222/2019 del Juzgado Quinto de Distrito en Materia Penal del Sexto Circuito.

El trámite se realizó el 11 de marzo pasado y por el momento sigue en curso el proceso en el juzgado federal para determinar la procedencia o invalidez del amparo.


Hasta este momento el ex elemento continúa prófugo de la justicia, pese a que en repetidas ocasiones la titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), María de Lourdes Rosales Martínez, ha comentado que existen indicios del lugar donde se encuentra.

Cabe recordar que, la noche del pasado 30 de enero, alrededor de las 23:30 horas tres policías municipales del Sector 1 realizaban un recorrido de vigilancia en la zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, cuando se percataron sobre la presencia de un grupo de personas quienes ingerían bebidas embriagantes a bordo de un vehículo, mismo que se encontraba estacionado a un costado de un mirador de la zona.

Durante el proceso de entrevista y con el objetivo de impedir que las fuerzas municipales procedieran a la respectiva puesta a disposición ante el Juzgado Calificador por la falta administrativa cometida, tres hombres y dos mujeres solicitaron ante los elementos su inmediata libertad ofreciendo dinero, así como un ejemplar canino.

Acto seguido, los efectivos aceptaron incurrir en la comisión del hecho con apariencia de delito de cohecho, llegando al acuerdo de trasladarse en caravana a un domicilio ubicado en la colonia Roma, para concretar el intercambio.

Sin embargo, durante el trayecto, el conductor de una de las unidades policiales decidió desviarse de la ruta; a bordo viajaba una de las mujeres involucradas en el suceso. Con base en declaraciones de la persona, el patrullero la trasladó a un lugar cercano para posteriormente presuntamente abusar sexualmente de ella.

Posterior a la agresión, el probable victimario trasladó a la agraviada a su domicilio en la citada colonia. Luego huyó del lugar.

Al tomar conocimiento de estos sucesos, inmediatamente se procedió a la detención de los dos policías municipales por cohecho.

En su momento la edil de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, sentenció que no permitirá que delincuentes sigan portando el uniforme de Seguridad Pública.