Podría ser Susana Riestra el “plan B” si Martha Érika Alonso no repite de candidata

Aunque se ha negado en muchas ocasiones de que no hay un “plan B” para sustituir a Martha Érika Alonso Hidalgo como candidata del PAN a la gubernatura, en caso de que se anule la elección del 1 de julio, lo cierto es que en el círculo morenovallista ya se explora quién podría ser el reemplazo y entre los nombres que se barajan ha surgido –recientemente– el de la ex diputada local Susana Riestra Piña.

Cuando creció la posibilidad de anular la elección de gobernador, a mediados de septiembre pasado, se planteó en el grupo morenovallista que el aspirante natural que eventualmente podría sustituir a Alonso Hidalgo sería el todavía alcalde de la ciudad de Puebla, Luis Banck Serrato.

Sin embargo, en la medida en que fueron pasando los días –se dice– los estudios de opinión pública arrojaron que el ex edil goza de una pésima estima en el electorado de la capital del estado, como consecuencia de que no fue electo en las urnas para el cargo de presidente municipal y sobre todo, por el pésimo estado en que dejó los servicios públicos –principalmente los pavimentos, los semáforos y el funcionamiento de la policía– y el desbordamiento de la inseguridad pública.


Ante el descarte de que Luis Banck pudiera ser la alternativa del morenovallismo, se generó un enorme vacío al no existir una figura que tenga dos características esenciales: que no tenga altos índices de rechazo entre la población y que sea de las confianzas, o mejor dicho sumiso, ante el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas.

Hace algunos días, como parte de la búsqueda de un relevo,  surgió el nombre de Susana Riestra Piña, quien pertenece a la familia consentida por el morenovallismo, toda vez que tres miembros del mismo clan ocuparon posiciones de privilegio durante y después del sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas.

Luego de que Mario Riestra Venegas, el padre de esa familia –ya fallecido–, renegó a su militancia priista y se pasó del lado morenovallista, sus hijos han ocupado los siguientes cargos: Susana Riestra fue diputada local y presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso local; Mario Riestra Piña fue presidente del Poder Legislativo, secretario general del ayuntamiento de Puebla y candidato a senador, mientras que su esposa Patricia Vázquez del Mercado fue secretaria de Educación; y el tercero de los hermanos, Rodrigo Riestra, ha sido alto funcionario de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial.

No es la primera vez que el nombre de Susana Riestra ha sido bien valorado en el círculo morenovallista, pese a que su carrera política ha sido muy reducida.

Se cuenta que a finales del años pasado, en Casa Puebla se reunió la plana mayor del morenovallismo para discutir quién podía ser el candidato a la alcaldía de Puebla y que ahí, el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas preguntó a los presentes qué objeción habría hacia la ex diputada local, Susana Riestra.

Un testigo del encuentro narra que únicamente se argumentó en su contra que no tiene mucha experiencia política, ya que su cargo más importante es haber sido diputada local y ahí en el Poder Legislativo no brilló, se convirtió en una representante popular del montón.

Sin embargo, lo que más se valoró es que nadie pudo argumentar en su contra algún escándalo de corrupción, de abuso de autoridad o alguna situación que la hiciera impopular entre el electorado.

Al final de la reunión, el nombre de Susana Riestra acabó palomeado como una seria aspirante a ser candidata a la alcaldía de la ciudad de Puebla.

Esa posibilidad de ser postulada se frustró por la negociación que días más adelante alcanzaron Rafael Moreno Valle Rosas con Eduardo Rivera Pérez, quien luego de ese acuerdo dejó el estatus de perseguido del morenovallismo para convertirse en la propuesta oficial de ser candidato panista a edil de la capital, proyecto que acabó siendo una fracaso, ya que el segundo de ellos fue arrasado por Morena y su candidata, Claudia Rivera Vivanco.

Casi un año después de ese encuentro en Casa Puebla, ha regresado el nombre de Susana Riestra a los apuntes del grupo morenovallista.

Sobre todo porque se ha valorado muy favorable que si no repite Martha Érika Alonso como candidata, en caso de anularse la elección, lo más conveniente para el PAN es que siga siendo una mujer su aspirante a la titularidad del Poder Ejecutivo.