Viernes, julio 19, 2024

Deteriorados los panteones después de dos años de haber estado cerrados

Destacamos

Tras los sismos recientes -de 2017 a 2022- y dos años de epidemia de Covid-19 poblanos encontraron las tumbas de sus familiares con grietas y en mal estado, según se confirmó en un recorrido por el lugar. 

Los movimientos telúricos han provocado las cuarteaduras tanto en las tumbas y capillas más longevas como en las más recientes, a lo que se suman hundimientos provocados por el terreno húmedo y el paso del tiempo. 

Este 1 de noviembre una marea de personas regresó a donde yacen los restos de sus familiares y el panteón volvió a vestirse de color anaranjado con vivos en rojo propios de la flor de cempasúchil y de otras especies que adornan los caminos, los montículos de tierra y las planchas de cemento o de mármol. 

Puedes leer: Alta afluencia de personas en panteones de Puebla capital reactiva la venta de flor de muerto

Ante lo reducido de los recursos, los deudos alcanzan a quitar la maleza, la hierba y cambian las flores viejas y marchitas por otras más recientes para recubrir las tumbas. 

Contratan a jardineros que ofrecen sus servicios por “lo que guste darme” para darle un poco de mantenimiento a las criptas, al tiempo que rezan, cantan y colocan veladoras en honor a sus familiares que ya no están.  

El silencio de 2020, el peor año de la epidemia, fue sustituido este martes por voces, cantos y alabanzas, al tiempo que entre las criptas se escuchaba el “Cielito Lindo” que salía desde la aplicación de Youtube del teléfono móvil de una joven que acudió a visitar la tumba de su madre. 

Quizá te interese: Panteones de juntas auxiliares podrán abrir en la madrugada del 2 de noviembre: Rivera

En esta ocasión, aún con restricciones por la contingencia sanitaria, no pudieron ingresar mariachis o grupos musicales, sin embargo, los deudos se las arreglan para alegrar el ambiente con canciones que sintonizan desde celulares o bocinas inteligentes. 

Más que lúgubre la imagen era de melancolía y por momentos de alegría cuando en cada una de las tumbas se observa a la gente dialogar con sus muertos, como si estuvieran presentes. 

Un guitarrista se cuela hasta la segunda sección del panteón y con su espiga rasga el instrumento y entona canciones para su padre acaecido hace unos años ofreciéndole las tonadas que le “gustaban en vida” al difunto. 

Mientras tanto en la calle la gente entra y sale del camposanto, compra pacas de flores desde 20 pesos y sin proponérselo reactiva la venta de estas especies, actividad también afectada por la epidemia. 

Afuera se ha cerrado la avenida 35 Poniente para que la gente pueda circular y se eviten las aglomeraciones, así como evitar un accidente por lo que policías municipales vigilan la circulación de peatones. 

El operativo incluye la revisión de mochilas y bolsas para evitar el ingreso de armas, así como de bebidas alcohólicas al cementerio que ve de nueva cuenta circular a los familiares de los muertos que en años anteriores no fueron olvidados, sino que simplemente fue imposible visitarlos.  

Ultimas

Inicia Rosa Icela Rodríguez proceso para asumir cargo en Segob

Ciudad de México. A partir de este viernes, la próxima secretaria de Gobernación, Rosa Icela Rodríguez, empezó el proceso de...
- Anuncios -
- Anuncios -