Canirac: en picada, ventas en restaurantes, han caído más de 50%; 15 decidieron cerrar

Las ventas en restaurantes ya se han desplomado en más de 50 por ciento y 15 de ellos han decidido cerrar de manera temporal, es decir, durante un mes.

En la actualización del impacto de la pandemia por Covid-19, la presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), delegación Puebla, Olga Méndez Juárez, confirmó que al menos 200 empleados de dichos negocios ya se encuentran en sus casas.

Los restaurantes que bajaron sus cortinas se encuentran ubicados en plazas como Solesta y San Pedro, así como en la colonia San Manuel.


Recordó que algunos de ellos se encuentran cerca de escuelas y universidades, mismas que desde esta semana han comenzado a suspender sus actividades y dar clases en línea, por lo que sus principales clientes, maestros y alumnos, no llegan a consumir alimentos.

“Algunos decidieron cerrar por temas de valorar sus gastos fijos y de mantenerse abiertos. Algunos están en corredores universitarios, obviamente 100 por ciento de sus ventas dependen de los universitarios y decidieron también cerrar, aprovechar para limpiar, para dar vacaciones al personal”, comentó en la conferencia de prensa convocada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para ayer por mañana.

Olga Méndez expuso que en aquellos que continúan con servicio al público se reforzaron las medidas de sanidad y se colocaron las mesas alejadas una de la otra para reducir el contacto físico entre clientes.

Asimismo, el personal constantemente se lava las manos, hay un monitoreo para detectar a trabajadores que presenten síntomas de infecciones respiratorias, a quienes se les envía a sus casas; y a los clientes se les proporciona gel antibacterial en la entrada de los establecimientos.

Comentó que para minimizar las afectaciones, han alentado entre sus agremiados el uso de aplicaciones de comida, para que los establecimientos sigan funcionando con servicio a domicilio.

No obstante, esto último afecta a los meseros y personal que tienen trato directo con los comensales, pues ya no perciben propinas, las cuales les representan ingresos extra.

Al mismo tiempo, la dirigencia de la Canirac ha pedido a los socios que empiecen a dialogar con su personal para negociar la parte de salarios y comenzar a reducir sus inventarios.

“Porque, sin duda, al no haber muchas ventas todo va en cadena; dialogar y ver temas de vacaciones”.

Olga Méndez comentó que los agremiados están aguantando lo más que se pueda para no cerrar y conservar las fuentes de empleo.