Domingo, julio 14, 2024

Pese a su labor en Puebla, depositarán en Tlaxcala el legado documental de Ángel García Cook

Destacamos

Pese a que fue en Puebla donde desarrolló gran parte de su labor arqueológica, primero en la región de Tehuacán-Cuicatlán donde desarrolló sus primeros trabajos de campo en 1961, y luego en la zona arqueológica de Cantona desde 1993, será en Tlaxcala donde abrirá un espacio de documentación del investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Ángel García Cook.

Denominado Centro de Documentación Ángel García Cook, el espacio abrirá en 2024 con un acervo compuesto por más de 3 mil títulos de la colección personal. Su puesta en marcha, se concibe como un espacio de consulta para investigadores y público en general que se ubicará en la sede de la Secretaría de Cultura en la capital tlaxcalteca, donde se encuentra el Centro INAH de dicho estado.

Los acervos fueron donados por Javier García Corchado y su familia, descendientes de Ángel García Cook. En un acto celebrado en la Sala Pablo González Casanova del Centro Expositor de Tlaxcala se firmó el contrato de donación y se develó la placa alusiva, la cual será colocada en el Centro de Documentación.

Destaca que el registro del acervo editorial estuvo a cargo de Marco Antonio Serrano, de la Coordinación de Proyectos y Servicios Culturales de la Secretaría de Cultura federal. Asimismo, la catalogación de los acervos contempla secciones como antropología, historia, arqueología, filosofía y gastronomía, entre otras.

Nacido en 1937 y fallecido el 29 de enero de 2017, Ángel García Cook fue descrito como un arqueólogo de campo. Ingresó al INAH en julio de 1960 y fue profesor emérito desde 2012. En 2015, por sus 55 años en la disciplina, el mismo instituto le otorgó el Pectoral de Juego de Pelota por su valiosa labor.

En Cantona, una importante ciudad prehispánica localizada en Puebla caracterizada por sus calzadas, muros–calzadas, pasillos y calles perfectamente trazadas, Ángel García Cook desarrolló uno de los proyectos más arduos para explorar, durante más de 20 años, este sitio que se distingue por tener la mayor cantidad de juegos de pelota: 27 descubiertos hasta 2015, tiempo en que el arqueólogo era director de la zona.

Antes, siendo todavía estudiante en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) fue invitado por su profesor José Luis Lorenzo, uno de los impulsores del estudio de Prehistoria en México, a participar en una importante exploración al lado de Richard S. MacNeish (1918–2001), el eminente arqueólogo neoyorkino.

En las cavidades de Coxcatlán, San Marcos y Purrón, el equipo de MacNeish descubrió los vestigios de maíz más antiguos hallados a la fecha. Recuperaron más de 25 mil restos de 12 diferentes razas, algunas originadas hace siete mil años. Esos restos proporcionaron las pruebas necesarias para aclarar el origen y evolución de la planta americana, ya que en aquel momento se hablaba de un origen asiático.

También encontraron información de la domesticación y cultivo de frijol, calabaza, chile, amaranto y agave: un universo biológico que da cuenta de la mano del hombre en interacción con la naturaleza para producir sus primeros sustentos agrícolas.

“Entonces yo tenía 22 años y pensaba que era común hallar ese tipo de manifestaciones culturales en restos orgánicos. 50 años después lo reflexiono y dimensiono la importancia. Encontrar vestigios arqueológicos orgánicos no ocurre con frecuencia y ahí fueron miles”, dijo García Cook -en una entrevista publicada en 2015-, para quien aquella primera experiencia en campo significó el inicio de una próspera carrera en la arqueología.

Al lado de MacNeish, García Cook realizó tres temporadas de campo en los Andes Centrales, en Perú, en un proyecto semejante al de Tehuacán: buscando el origen y domesticación de las plantas, además de los camélidos, llamas y alpacas.

En suma, el arqueólogo es concebido como un pilar en la creación de los métodos y técnicas para el salvamento arqueológico, muchos derivados de la construcción de presas y gaseoductos en la región de Puebla-Tlaxcala y la Huasteca. En las áreas administrativas rechazó ser director del Museo Nacional de Antropología, porque lo consideró un puesto de relaciones públicas y eso a él no se le da. En cambio, aceptó ser jefe de la sección de Arqueología del antiguo Departamento de Prehistoria (1967–1972), además de ser creador y jefe del Departamento de Salvamento Arqueológico (1978–1980), hoy dirección; miembro del Consejo de Arqueología y su presidente de 1979 a 1981.

Desde 1965 fue profesor de la ENAH. En 2014 la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla creó la Cátedra Ángel García Cook en reconocimiento a su trayectoria. Ese año, también recibió la Medalla Unesco.

Ultimas

ESPAÑA ES CAMPEÓN DE LA EURO 2024

España, con los goles de Nico Williams y de Mikel Oyarzabal, ganó 2-1 a Inglaterra en el Estadio bde Berlín y alzó su cuarta Eurocopa de la historia tras las...
- Anuncios -
- Anuncios -