Más de 300 mil personas en Puebla están en condiciones de inseguridad alimentaria, indica director del Banco de Alimentos

En el estado de Puebla hay más de 300 mil personas en inseguridad alimentaria, las cuales radican en 60 municipios, estimó Manuel Rojas Vértiz Bermúdez, director del Banco de Alimentos. 

Indicó que la capital poblana encabeza la lista con la mayor población que se encuentra en esa situación, seguida de municipios como Tehuacán, Teziutlán, Cuautlancingo y Coronango. 

Consideró que la inseguridad alimentaria es más agresiva en las zonas urbanas que en las rurales y, paradójicamente, en las primeras es en donde hay más desperdicio de productos. 


Expuso que en las primeras tres semanas de la emergencia sanitaria de Covid-19, las solicitudes de alimentos les incrementaron entre 85 y 90 por ciento, 

Actualmente atienden a 170 mil personas con la entrega de despensas en 258 puntos de la entidad cada semana; antes del coronavirus eran 130 mil. 

Manuel Rojas llamó a la población y empresas a apoyar al Banco de Alimentos, ya que dijo después de que se supere la epidemia, las personas tendrán que enfrentar las secuelas económicas, emocionales o ambas. 

“Tenemos que seguir apoyando a las personas en vulnerabilidad, que a veces se da por desempleo, por la muerte de un familiar, por pasar por la enfermedad y tener una situación económica muy difícil que afrontar o la carencia generacional que ya se traía tiempo atrás, son elementos muy palpables de que también tenemos que contener a muchas familias que hoy han perdido todo al grado de sufrir hambre y desnutrición”, declaró en entrevista tras recibir una donación de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur). 

El director indicó que ha habido momentos en que han llegado a tener más solicitudes que apoyo disponible y poco a poco han ido desahogando todas las peticiones. 

No obstante, enfatizó que lo más importante es tener alimento para ayudar, por lo que insistió en que las personas que estén en condiciones de hacerlo, realicen donativos. 

Rojas Vértiz subrayó que el Banco de Alimentos no ha dejado de funcionar desde que llegó el coronavirus a México y ahora lo hace con nuevas medidas sanitarias para evitar contagios entre el personal.

También dijo que se están preparando para un camino largo, puesto que todavía falta tiempo para superar la epidemia.

Para poder obtener ayuda de la institución, los interesados deben primero hacer una llamada telefónica para recibir orientación y posteriormente deberán entregar copia de la credencial INE, CURP y acta de nacimiento de cada uno de los integrantes de la familia.

Asimismo, a los interesados se les realiza un estudio socionutricio que determinará cuánto alimento requieren y el tiempo que se les estará entregando.