Con mil 500 unidades de negocio inactivas y pérdida de 12 mil empleos, cerró 2020 sector franquicias

Es Imagen

El sector franquicias en el estado de Puebla finalizó el 2020 con mil 500 unidades de negocio que cerraron definitivamente por los estragos financieros que les ocasionó la epidemia de Covid.19. 

Enrique Vargas Medina, vicepresidente de la Red Mexicana de Franquicias (RMF), informó que cada una de ellas empleaba a 8 personas, por lo que al menos se perdieron  12 mil puestos laborales. 

En video conferencia de prensa,  expuso que aunque son modelos de negocio que están probados, no hay empresa o comercio que no registre afectación por el SARS-CoV-2. 


“Si bien es cierto que algunas marcas han logrado afrontar la crisis económica que vive el país, esto ha sido mediante estrategias en línea. Seis de cada 10 Pymes están ocupando las plataformas digitales”. 

No obstante, dijo que las ventas por internet les representan no más del 30 por ciento de los niveles que traían antes de la epidemia. 

Vargas Medina opinó que todavía falta tiempo para que haya estabilidad económica, ya que previó en 2021 nuevamente habrá suspensiones de actividades esenciales por rebrotes. 

Aunque también indicó que es probable que en el segundo semestre, cuando ya esté vacunada la mayoría de la población, especialmente grupos de mayor riesgo, pueda haber una reactivación más seria de la economía. 

El vicepresidente resaltó que hasta ahora los trabajadores han mostrado compromiso con sus empleadores, buscando alternativas para desplazar productos aún estando en sus casas. 

“Aunque existe desmotivación, incertidumbre en las empresas y sus trabajadores, se está haciendo lo imposible por seguir manteniendo a su personal”. 

Pero al mismo tiempo subrayó que en caso de que se prorrogue la suspensión de actividades no esenciales más allá del 11 de enero,  de las 3 mil 500 las unidades de franquicias que sobreviven, podría irse a la quiebra entre 25 y 30 por ciento, es decir hasta mil 50. 

Enrique Vargas abundó que para tener mayores posibilidades de mantenerse vivas, tienen que reforzar o apostar por el comercio electrónico, pues les brinda herramientas que se han vuelto indispensables en la nueva normalidad. 

Por otra parte, el vicepresidente desaprobó que el secretario de Gobernación en el municipio de Puebla, René Sánchez Galindo, haya expresado que algunos dirigentes empresariales son “doble cara”, ya que han pedido se les permita vender en las calles. 

El empresario admitió que el tema del ambulantaje es herencia de otras administraciones municipales, pero consideró que en la actual se debió haber brindado alternativas a  quienes se instalan en la vía pública.