La alta percepción de inseguridad en Puebla es culpa de la prensa: Claudia Rivera

Foto: Es Imagen / José Castañares

La alcalde Claudia Rivera Vivanco afirmó que analizará “fríamente” las cifras que arrojó la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) que ubica a Puebla como la ciudad del país con la percepción de inseguridad más alta, al asegurar que los 92.7 puntos porcentuales que obtuvo son parecidos al de otras localidades del país.

Ante la insistencia de los reporteros si la encuesta del Inegi le valdrá la renuncia a la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Lourdes Rosales Martínez, respondió que no tiene pensado realizar cambios en su gabinete.

Por el contrario, culpó a los medios de comunicación de cómo se está informando a la ciudadanía. De ahí argumentó que la gente tenga una alta percepción de inseguridad.


“Estamos trabajando para que la incidencia delictiva vaya a la baja, pero también estamos trabajando en el sentir”, respondió al referir que no es lo mismo percepción que incidencia. 

Recalcó que la estadística dada a conocer este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) si tiene que ver con los eventos que se han experimentado, pero recalcó también “con la dinámica que se está viviendo en comunicación”.

Rivera Vivanco sostuvo que la certificación y evaluación que se está aplicando actualmente a los policías municipales servirá para que esta percepción mejore.

“Al gobierno federal le urge la pacificación de las ciudades, porque tienen al final que integrarse estos datos, los municipios que están dentro de los primeros lugares en percepción de seguridad, es decir, que se siente insegura la ciudadanía. Nosotros en la certificación y evaluación que estamos realizando de nuestras policías, y en el análisis superamos a algunos municipios de estos que ahora se encuentran en primeros lugares de percepción”, enfatizó.

Por otro lado, la presidente municipal ratificó en su cargo no solo a Lourdes Rosales Martínez, sino también a Alejandra Rubio Acle, la titular de la Secretaría de Movilidad (Semovi), quien sin consultar a la ciudadana impuso un plan de Movilidad que ha generado críticas negativas contra el gobierno de la ciudad.  

En específico, Rubio Acle colocó bolardos y macetones en 15 intersecciones y en el Centro Histórico de Puebla para frenar las 52 muertes por accidentes viales que ocurrieron el año pasado.

Asimismo, refirió que la política interna seguirá en manos de René Sánchez Galindo, al frente de la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom).

“Se mantendrán los tres en el cargo hasta que alguien tome una decisión personal que lo lleve a cambiar; hay muchos temas que se han politizado y afortunadamente la dinámica de la política tradicional tiene un costo social y económico, ese costo se tiene que ir eliminando y las decisiones que me tocan a mi no serán por presiones políticas”, respondió ante la crisis que atraviesa su gestión.