Martes, agosto 16, 2022

Pensamientos para un mundo de luchas articuladas

-

- Anuncio -

Para un trabajo conjunto local, regional, nacional o mundial en la lucha de los trabajadores necesitamos conocer: a situación del capitalismo y de su crisis global múltiple (o civilizatoria).La coyuntura que une a la pandemia, su proceso y secuelas con la depredación de la vida para definir las  tácticas del periodo de las fuerzas de dominación (transnacionales, de los Estados y sus gobiernos, de los sistemas de partidos de dominación, los medios de incomunicación).

En particular requerimos conocer cuáles y cómo proceden en este periodo los factores militares y paramilitares del poder que incluyen las empresas de mercenarios y los “ejércitos” diseñados por los imperios para acciones especiales de intervención o terror.

Todos esos factores pretenden reponer la tasa de ganancia, la reproducción del capital, la aceptación de los proyectos que empresas y gobierno deciden (no sin conflicto) para reponer o renovar las condiciones “normales” de la explotación y la dominación, veamos la pésima campaña de  volver a la normalidad o la confusa promoción de una “nueva normalidad”.

- Anuncio -

En las crisis, ahora no solo frecuentes y duraderas, sino condensadas en una crisis civilizatoria del capital y el patriarcado, la clase trabajadora del mundo y sus comunidades rurales y urbanas, originarias pierden empleos, partes relevantes de su salario, condiciones de trabajo dignas, prestaciones y dominio de su tiempo (jornada laboral y reproductiva, mal llamada tiempo libre).

Sin embargo, lo más relevante es que el capital y sus medios van  expropiando y distorsionando los instrumentos de organización, lucha y conciencia proletarias, colectivas y comunitarias.

Así  pierden las masas trabajadoras su afán de unidad y su decisión de luchar, además de haber fracasado las organizaciones que sólo intentan mercar la fuerza de trabajo, incluso  despreciando la critica a las condiciones laborales y de vida resultantes, llamadas sindicatos, así como las organizaciones políticas que venden  cuotas numéricas de falsa representación de la población, Para ello, los capitalistas realizan despojos de bienes, de derechos y de conciencia del papel esencial de las y los trabajadores. Lo peor es la intensiva propaganda vuelta fe en creerse individuos capaces de todo, ellos solos, los individualizan y les proponen o predisponen a auto explotarse.

- Anuncio -

Pero el mundo aún es desigual, para elevar la tasa de explotación se utilizan todas las formas  que disuelvan la  resistencia al proyecto capitalista y a sus poderes, para evitar que se den conflictos mayores que interrumpan el proceso o reclamen  derechos “costosos” para el capital utilizará las vías económicas, políticas e ideológicas para controlar, dividir, discriminar, engañar, dar ventajas temporales a cambio de desventajas de largo plazo, y reprimir selectiva o masivamente.

Los servicios de salud, educación, cultura, seguridad social y los medios de incomunicación cumplen la doble labor de  dominio y creación de falsos consensos para paliar las protestas, dividir, ganar tiempo  desgastando,  y golpear si es necesario.

El análisis crítico con conocimientos y saberes sólidos y a la vez abiertos a nuevas experiencias e iniciativas, nos animará a ejercer las formas embrionarias y gigantes de soberanía popular, de independencia, autonomía, autogestión, auto gobierno, democracia directa y defensa que hagan posible la ruptura con el capital, el patriarcado, el racismo, el colonialismo, el militarismo y la depredación de la naturaleza.

Necesitamos escucharnos, aprender juntas nuestras comunidades de lucha, cultivar la memoria crítica y reivindicadora de la historia de luchas, de organización desde abajo de  las fuerzas y sus modos de tejerse, caminando de la coordinación de acciones inmediatas a la articulación político social para el periodo. El desarrollo de un pensamiento crítico ante la realidad permite decidir  hacia dónde y cómo luchar hasta crear otro mundo posible como horizonte revolucionario.

 

Cómo se formó el Frente Estudiantil Universitario (FER)

Fragmento inicial de RELATO DE MIS EXPERIENCIASPERSONALES.

Carlos Sepúlveda Luna

Durante el período 68-70, los estudiantes y maestros democráticos de la Universidad de Guadalajara, UdeG, aportaron diversas formas de organización y lucha a través de la conformación de grupos amplios, participando en elecciones estudiantiles contra la FEG, editando periódicos independientes como “Transformación” en la Facultad de Leyes y “El Nieto del Ahuizote” en la Facultad de Comercio y Administración, discutiendo en foros y seminarios la problemática universitaria, repartiendo volantes de denuncia y realizando asambleas abiertas y cerradas para definir las tareas políticas a desarrollar. Al mismo tiempo que se establecían lazos fraternales y solidarios con organizaciones estudiantiles democráticas y de lucha de otras universidades del país, como Sinaloa, Sonora, Nuevo León, UNAM, IPN, Chihuahua, etc., retomando su experiencia, para impulsar la organización democrática e independiente entre los universitarios tapatíos, así como con los alumnos de otros estados que estudiaban en la U de G, para avanzar en la lucha por la democracia universitaria.

En esas circunstancias, se logran integrar un conjunto de agrupamientos de jóvenes estudiosos de las Facultades de Comercio y Administración, Economía, Filosofía y Letras, Derecho, Ingeniería, Ciencias Químicas, Agronomía, etc., y otros que además realizaban trabajo de organización política en los barrios de Guadalajara, como el grupo de “Los Vikingos” de San Andrés.

El grupo de “Los Vikingos”, en múltiples ocasiones (y después de haber participado temporalmente en las filas de la FEG, organismo del cual se separan en la década de los 60’s) llevaron a cabo acciones de confrontación para disputar la dirección política de 11 Sociedades de Alumnos de las escuelas secundarias, preparatorias y facultades que estaban en poder de los fegistas. En aquellos años, existían 5 escuelas secundarias, 4 escuelas preparatorias y 5 facultades, habiendo ganado la Sociedad de Alumnos de la Escuela Preparatoria de Jalisco, a pesar de la orden girada por el “máximo ideólogo”, Carlos Ramírez Ladewig, de no permitir el triunfo en ninguna escuela donde hubiera candidatos de “Los Vikingos”. Sin embargo, debe reconocerse que estos grupos de estudiantes opositores a la FEG, adolecían de ciertas limitaciones en los planteamientos políticos que formulaban hacia las bases estudiantiles, lo cual no demeritaba la destacada actividad de base que desarrollaban, su alto grado de combatividad y posición de clase, que los diferenciaba de los gánster de la FEG. De hecho, “Los Vikingos” fueron el organismo barrial que mayores cuadros militantes aportó al movimiento democrático universitario que se gestaba en la U de G.

Para el ciclo escolar 1970-1971, la Universidad Tapatía, la U de G, contaba con una población de 35,946 alumnos distribuidos en tres niveles educativos: preparatorias 14 mil 216 estudiantes (39.5%); subprofesional 18 mil 572 estudiantes (51.7%); del total de estudiantes de estos niveles educativos, el 60.5% estudiaban en los niveles subprofesional y profesional, y el resto, el 39.5%, realizaban sus estudios en el nivel medio superior. Sin embargo, las facultades contaban con el mayor número de educandos.

Los alumnos del nivel medio que ingresaron a las carreras subprofesionales y profesionales, se ubicaban en las siguientes áreas: Humanidades 1 mil 540 (7.1%), Médico Biológicas 4 mil 408 (20.3%), Físico Matemáticas 6 mil 865 (31.6%) y sociales Administrativas 8 mil 917 (41.0%).

La población docente de que disponía la U de G en el ciclo escolar indicado (70-71), ascendía a 2 mil 202 maestros, de los cuales 927 (42.1%) impartían clases en las Escuelas Preparatorias; 340 (15.4%) en el nivel subprofesional; y 932 (42.5%) en las Facultades. Estos indicadores permiten mostrar que fue precisamente en las áreas Sociales-Administrativas, Humanidades y en las Físico-Matemáticas, donde surgieron los primeros brotes de organización estudiantil y magisterial democrática, que se opusieron a la política instaurada por la mafia universitaria.

Los movimientos estudiantiles que tuvieron expresión en la década de los años 60’s, se localizaron en la Escuela Politécnica, Ciencias Químicas, Ingeniería, Economía, Filosofía y Letras, Comercio y Administración, Derecho, Agronomía y en algunas Preparatorias, incluyendo las incorporadas como el “Colegio Internacional” donde estudiaba el compañero Arnulfo Prado Rosas “El Compa”.

Sin embargo, en todas las luchas que protagonizaron los estudiantes y profesores universitarios, no hubo una respuesta positiva a sus demandas reivindicativas y de participación. Por el contrario, el Grupo FEG-Universidad utilizó la represión como instrumentos de “diálogo y concertación” para hacer entender el lenguaje de la fuerza compulsiva.

El ascenso en el clima antidemocrático y corporativo, más que diluir a los destacamentos universitarios de oposición, posibilitó el rápido desarrollo de una corriente estudiantil-magisterial integrada por los mejores cuadros docentes y de alumnos, quienes durante los meses de julio, agosto y septiembre de 1970, confluyeron en una amplia organización de base que tenía una importante presencia en las escuelas y facultades de la U de G. En esta instancia organizativa participaban estudiantes que militaron en las “Juventudes Juaristas”; los ex militantes de la Juventud Comunista (JC) que se habían escindido del Partido Comunista Mexicano (PCM) a raíz de la oportunista posición que mostró la dirigencia en relación al Movimiento Estudiantil del 68; los jóvenes que adoptaron el nombre de “Los Vikingos” de la colonia San Andrés y los grupos estudiantiles independientes que sostenían posiciones independientes y socialistas, además de los que vivían en los barrios y colonias como Analco, la Ferrocarril, San Isidro, la Morelos, San Onofre, Cantarranas, Santa Teresita, Chapalita, San Juan Bosco, Tetlán, Oblatos, El Retiro, Zapopan, La Provincia, Tlaquepaque, San Rafael, Zalatitán, la Ruta 66 y Mezquitán.

El inicio de la lucha por la democracia universitaria, ya organizada en las escuelas y facultades de la U de G y en los barrios y colonias de la Zona Metropolitana de Guadalajara, fue llevar a cabo la primera acción como estudiantes democráticos: tomar las instalaciones de la Casa del Estudiante, del FESO (Frente de Estudiantes Socialistas de Occidente), para expulsar a los pseudo-estudiantes allí albergados, una buena parte eran fegistas, y que tenían asolados a los comerciantes aledaños al Jardín de Aranzazú, habiendo hecho de la Casa del Estudiante un reducto en el que se llevaban a cabo las prácticas gangsteriles y el tráfico de drogas.

Esta acción de depuración y dignidad universitaria, tenía como propósito, hacer de la Casa del Estudiante un verdadero espacio de convivencia estudiantil, para que se cumpliera con los objetivos que había trazado el régimen del General Lázaro Cárdenas del Río: imprimirle el carácter socialista a la educación, laica y gratuita.

Alrededor de 200 estudiantes de la U de G, participaron en el desalojo de la Casa del Estudiante, acción que se desarrolló durante la noche del 22 de Septiembre de 1970. Una vez que los estudiantes democráticos tuvieron en su poder las instalaciones de la Casa del Estudiante, procedieron a formular un Programa de Lucha que se transformó en un Pliego Petitorio dirigido a la cúpula universitaria y al gobierno estatal que presidía Francisco Medina Ascencio y que contenía los siguientes puntos:

1.- Democratizar desde su base el movimiento estudiantil y pasar por la democratización de toda la vida universitaria.

2.- Expulsar de las aulas universitarias a la pandilla fegista, incluido el rector mafioso Ignacio Maciel Salcedo.

3.- Solicitar de las autoridades correspondientes, la consignación penal de los múltiples criminales fegistas, con base en las pruebas presentadas por las víctimas de los atropellos.

4.- Luchar por una educación popular y científica, abriendo la Universidad a la juventud trabajadora y poniendo al día los estudios universitarios en consonancia con los avances científicos y técnicos de la época.

Después de la toma de la Casa del Estudiante, al día siguiente, en la azotea de la Casa, se llevó a cabo la constitución del Frente Estudiantil Universitario (FER), el 23 de Septiembre de 1970, nombrando para ello un Comité Coordinador que fue integrado por los estudiantes universitarios más destacados y combativos allí reunidos.

Trabajar en el sexo en tiempos del Covid 19

Jaime Montejo

En mayo de 2020 dos meses después de este artículo el compañero Jaime Montejo, organizador y activista de la Brigada Callejera, colectivo de apoyo integral a las trabajadoras sexuales, ex militante de organizaciones revolucionarias en Colombia su patria de origen, periodista y poeta habría de fallecer como resultado del contagio del COVD 19 y de las condiciones de mala atención que sufre el pueblo trabajador ante el desmantelamiento e inoperancia de la mayoría de los servicios públicos y privados de salud en México. Jaime había hecho estas preguntasen el texto que sigue, vigentes aun cuando se muestran estadísticas de un declive de la mortalidad y una reducción de las hospitalizaciones, pero cuando las secuelas económicas, sanitarias y de vida siguen haciendo necesarias las preguntas precisas de Jaime Montejo.

A su compañera de vida  y a sus compas de la Brigada  les saludamos reeditando este escrito que nos cuestiona, y que combate al sistema de muerte y opresión que padecemos

(Por la Agencia de Noticias Independiente Noti-Calle, Ciudad de México, 17 de marzo 2020).

¿Qué hacer en este momento, cuando el mensaje que todos los medios envían a la gente es acatar “el aislamiento social responsable”?

¿Quiénes podrán recluirse en su vivienda, hacer compras con tarjeta de crédito para que le lleven la despensa a las puertas de su casa, ver películas a través de aplicaciones en la comodidad de su cama o sillón y abstraerse de salir a la calle?

Dudamos que de los dos millones de vendedores ambulantes que trabajan cada día en la Ciudad de México (CDMX), al menos la cuarta parte pueda hacerlo sin que su familia pase hambre y sin tener con qué pagar la renta, el agua y la luz eléctrica, por sólo mencionar esos gastos.

Por otro lado, están las y los sesenta mil trabajadores no asalariados (TNA), que se ganan la vida en la CDMX, entre quienes se encuentran aseadores de calzado; estibadores; maniobristas y clasificadores de frutas y legumbres; mariachis; músicos, trovadores y cantantes; organilleros; artistas de la vía pública; plomeros, hojalateros, afiladores y reparadores de carrocerías; fotógrafos, mecanógrafos y peluqueros, albañiles; reparadores de calzado; pintores; trabajadores auxiliares de los panteones; cuidadores y lavadores de vehículos; compradores de objetos varios, ayateros; y vendedores de billetes de lotería, de publicaciones y revistas atrasadas.

Aparte, están las cerca de setenta mil trabajadoras sexuales no asalariadas, que laboran intramuros o que ofrecen sus servicios en la vía pública en la Ciudad de México. La mayoría de TNA, no tienen viviendo propia y sus ingresos son menores a los dos salarios mínimos.

¿Qué van a hacer? ¿Esperar a que la renta se pague después de la probable “cuarentena” a que seremos sometidas todas las personas en esta ciudad?

¿Y las poblaciones callejeras? ¿Se va a recurrir a desmantelar sus campamentos para que se vayan a lugares más peligrosos que donde duermen en la actualidad?

 

INDESEABLE

 

No me  deja pasar el guardia.

He traspasado el límite de edad.

Provengo de un país que ya no existe.

Mis papeles no están en orden.

Me falta un sello.

Necesito otra firma.

No hablo el idioma.

No tengo cuenta en el banco.

Reprobé en el examen de admisión.

Cancelaron mi puesto en la gran fábrica.

Me desemplearon hoy y para siempre.

Carezco por completo de influencias.

Llevo aquí en este mundo largo tiempo.

Y nuestros amos dicen que ya es hora

De callarme y hundirme en la basura.

 

José Emilio Pacheco, del libro Arena Errante.

 

www.elzenzontle.org

[email protected]

[email protected]

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

CEPC invita a los ciudadanos de Tlaxcala al Simulacro Nacional 2022

Con el objetivo de conmemorar el Día Nacional de la Protección Civil y en el marco del XXXVII y V aniversarios de los sismos...

Últimas

Maseca, la empresa responsable del aumento del precio de la tortilla: Profeco

En la actualidad, el director general de Gruma y Maseca es Juan Antonio González Moreno, quien asumió el cargo en febrero de 2013, luego...
- Anuncio -

Recomendamos

-