Tiene Puebla casi 2 mil millones de pesos para atender el patrimonio cultural afectado por el 19S

FOTO: esimagen / Jafet Moz

A dos años del sismo del 19 de septiembre de 2017, Puebla cuenta con casi 2 mil millones de pesos para restaurar y recuperar el total de los 621 inmuebles históricos dañados en aquella fecha. Actualmente, señaló Arturo Balandrano Campos, director general de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura (Scult) federal, 328 inmuebles ya han sido entregados a las comunidades. A éstos, completó, se suman los 52 que están en proceso de ser atendidos y otros 86 que se apuntan como nuevos proyectos en la entidad.

Durante una rueda de prensa, el funcionario federal expuso que, como parte del Programa Nacional de Reconstrucción (PNR), el gobierno federal contó con 6 mil millones de pesos provenientes del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), para atender al patrimonio cultural mueble e inmueble de los 11 estados afectados en el país por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

De éstos, cerca de mil 800 millones de pesos fueron destinados a Puebla y a sus 621 inmuebles históricos dañados y los más de 3 mil bienes muebles afectados aquel 19 de septiembre. A dicha cifra, apuntó Arturo Balandrano, habrá que sumarle los 134 millones de pesos que resultaron de la partida especial que dio el presidente Andrés Manuel López Obrador, como parte del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.


Acompañado por el titular de la Secretaría de Cultura (SC) estatal, Julio Glockner Rossainz; Alejandra Carolina Santamaría, encargada de la Dirección General de Patrimonio de la misma dependencia, y Ambrosio Guzmán, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Puebla, el funcionario federal dijo que está descartado cualquier tipo de desvío de recursos.

“Hoy en día, el PNR tiene una prioridad: la transparencia y la honradez que hablan del cambio, de la transformación que quiere hacer esta nueva administración en todo el país… Creemos que el programa de la Scult federal será uno de los más revisados por los auditores y órganos externos de control, para que nosotros podamos entregar las cuentas claras”, apuntó Arturo Balandrano.

Un solo proyecto por Fonden y otros 37 en avance

En su caso, Ambrosio Guzmán, director del INAH Puebla, expuso que del fondo de mil 800 millones de pesos que actualmente existen del Fonden, solo “ha sido bajado un proyecto” por lo que el instituto contrató a una empresa que ayudará a agilizar el trámite. Hasta ahora, apuntó, “hay otros 37 en avance”.

“El sismo afectó gravemente al estado de Puebla con 621 inmuebles dañados. Por municipios, Puebla tuvo 88, Amozoc y Acatzingo 42, Huejotzingo tuvo 36, Cholula un total de 97, Tochimilco y Calpan reportaron 34, Atlixco tuvo 49, Tehuacán 46, Acatlán de Osorio con 117, Izúcar de Matamoros, 85 y Chiautla, con 25”, detalló.

De estos, continuó Guzmán Álvarez, 133 tuvieron daño severo y de ellos se han terminado 103 y otros están 41 en proceso, siendo 144 atendidos; con daño moderado fueron 326, terminados 186 y en proceso 91, que dan 277 en total; leve 162, de ellos 39 terminados y en proceso 51, en total suman 90 atendidos.

Al inicio, recordó, se utilizaron recursos del Fonden del programa Apuntalamientos inmediatos, conocido como Api, hasta recurrir a recursos del INAH y del seguro que había contratado con Banorte, aplicándolo en los templos. Así, fueron atendidos 227 edificios por el Fonden, 363 por el seguro de Banorte, por terceros un total de 21 y sin daños aparecieron 12 en la lista. Asimismo, de los 419 bienes muebles afectados, 131 fueron recuperados por Fonden.

El titular del INAH en Puebla abundó que en el proyecto de restauración han apoyado el Fideicomiso Fuerza México –con cuatro edificios–, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, con un templo de San Pedro Hidalgo, en las faldas del volcán; la Fundación Jenkings, el Museo Amparo y la Fundación Harp Helú que ha intervenido el convento de Huaquechula, aunque es claro que se requiere más presupuesto para su recuperación total. Otros 10 edificios fueron recuperados por las propias comunidades y cinco más por el gobierno estatal.

“Ha sido una labor complicada, no somos una estructura que se dedica a la construcción, sino que somos normativos. Tenemos pendiente con los materiales que se están utilizado, pues revisamos que sean de la misma calidad y consistencia que los originales pues si tenemos materiales contemporáneos, tendremos problemas, en asuntos como el uso del concreto y el acero”, detalló.

La SC tendrá a su cargo 5 proyectos de restauración en Puebla

Por su parte, el secretario de Cultura, Julio Glockner, mencionó que la dependencia a su cargo tiene el papel de gestión y de poner en contacto a las instancias, dado que es la Secretaría de Finanzas la que en primer término se encarga de los recursos que entrega la Federación con la vigilancia del INAH.

“La SC no tiene competencia directa de la reconstrucción. El recurso va a bajar de la Scult federal e irá a la Secretaría de Finanzas, luego a Infraestructura que será la que va a entregar e iniciar un proceso material con el visto bueno del INAH y su centro regional”, abundó el funcionario estatal.

Daremos el acompañamiento –completó–, para rastrear que es lo que ha pasado con los bienes muebles, para que cuando la obra se entregue el tejido social, que también esta fracturado al no tener los templos y no cumplir con sus rituales religiosos,

No obstante, detalló Alejandra Carolina Santamaría, encargada de la Dirección general de patrimonio cultural, la SC restaurará cinco inmuebles, tres de ellos pertenecientes al gobierno estatal: el Museo de Talavera y arte popular, con 3.4 millones de pesos; el antiguo Colegio de San Pantaleón, con poco más de 4 millones de pesos; restauración del cielo raso de la sala Rodríguez Alconedo de Casa de Cultura, con casi 3.6 millones de pesos; así como la atención al Ferrocarril de Matamoros, proyecto al que se le destinará 2 millones de pesos; y el traslado de un mural ferrocarrilero al Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, que contará con una inversión de poco más del millón de pesos.

Abundó que, en total, por aprobación del PNR, se trabajaran 86 inmuebles con un monto total de 134 millones de pesos, cinco de ellos arriba mencionados, 16 templos y otros de manera directa con los ayuntamientos o con los encargados de los inmuebles religiosos, como son los párrocos.

Los templos que se van a empezar trabajar, dijo, son el de Santa Catarina, en Ilmancingo, Acatlán, con 5 millones de pesos; el de San Martin de Tours, en Huaquechula, con 1.2 millones de pesos; de Santa Cruz, en Tepetzintla, con 1.2 millones de pesos; de San Miguel, en Atlapulco, con 1.1 millones de pesos; el de los Reyes, en Izúcar de Matamoros, con 1.6 millones de pesos; de María Belén, en Piaxtla, con 2.2 millones de pesos; de San Nicolás, en Tecamachalco, con 2 millones de pesos; de San Luis, en Molxacac, con 2 millones de pesos; de San Juan Bautista, en Raboso Matamoros, con 2.2 millones de pesos; y de Santa María Candelaria, Tlapanalá, 400 mil pesos.

Se suman las capillas de Santa María Yucu Zuyi, en San Jerónimo Xayacatlán, con 1.1 millones de pesos; de la Purísima Concepción, en Tecali de Herrera, con 1.8 millones de pesos destinados; del Tepeyac, en Tepexi de Rodríguez, con 1.8 millones de pesos. Asimismo, será intervenida la parroquia de Santiago Apóstol, lo mismo su templo, que sus salones y la casa cural, en Izúcar de Matamoros, con 1.6 millones de pesos, y el curato de la virgen de Ocotlán, en Xayacatlán de Bravo, por un monto de 1.7 millones de pesos.

Otros, como detalló Arturo Balandrano, serán 18 obras con la Secretaría de Infraestructura estatal, siete más con la gerencia del Centro Histórico de Puebla, nueve obras en Atlixco, seis en Izúcar de Matamoros, 11 más en Chietla, solo dos en Huehuetlán El Chico, en Huehuetlán El Grande una sola obra lo mismo que en Ixcaquixtla, mientras que en Ixcamilpa de Guerrero dos proyectos, más las viviendas particulares que serán atendidas por la Comisión Nacional de Vivienda.