Martes, febrero 27, 2024

Párroco de Cuyoaco fue asesinado con la saña que acostumbra el narco: Gustavo Rodríguez

La saña con la que fue asesinado Erasto Pliego de Jesús, párroco de Cuyoaco, no es la de un delito del fuero común: es la que suele utilizar el crimen organizado, advirtió el sacerdote Gustavo Rodríguez Zárate, director del albergue de Migrantes La Asunción, y quien dirige la pastoral para atención de la diáspora en la arquidiócesis de Puebla.


En una entrevista, el líder religioso recordó que, mientras fue párroco de Juan Raboso, en Izúcar de Matamoros, denunció la actividad de un grupo delictivo conocido como “los mariguaneros” y protegió a las personas que se atrevieron a señalarlos: “Y cuando la gente denunció a los mariguaneros se vino abajo su negocio y le traían ganas al padre”.

Reveló que en la región de Cuyoaco “los párrocos anteriores y éste (Pliego de Jesús) sí han tenido dificultades con las autoridades porque es una zona de avionetas, de fayuca, de narcos. Son territorios narcos, ahí no los toques, no critiques y cuando les exiges a las autoridades es cuando hay problemas”.

Rodríguez Zárate dejó claro que ni tiene pruebas para asegurar que fue algún cártel o banda dedicado al trasiego de drogas el que secuestró, torturó, quemó y asesinó a Erasto Pliego de Jesús; recalcó que “a tendencia es que se está dando este tipo de crímenes en esas zonas; se da mucha la desaparición y aparecen muertos”.

- Advertisement -

–Pero la forma en que fue martirizado, ultimado el párroco, parece tener la marca del narcotráfico –se le comentó al director del albergue de Migrantes La Asunción, a lo que contestó:

–Yo he estado en zonas de alta violencia en la Mixteca y no tienen esa saña, esto ya es otra cosa (…) es al estilo del narco.

- Advertisement -

Gustavo Rodríguez Zárate fue entrevistado ayer por La Jornada de Oriente en el marco del segundo día de actividades del Foro Ciudadano sobre la Gestión de Rafael Moreno Valle que se realizó en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Puebla.

El sacerdote dijo que el personal religioso que trabaja en los albergues para migrantes de Puebla ha sido amenazado y que particularmente ese tipo de amagos han sucedido en la zona del Cofre de Perote, en donde opera el cártel de los zetas.

“Nos preocupa de la gente que ha sido formada en las parroquias que ahora están en la lucha de la defensa de la tierra contra las mineras, contra las hidroeléctricas, que no va a ser la Policía estatal, sino que los ejecutores (de la violencia contra esos movimientos) son los de Antorcha Campesina o el crimen organizado, en concreto los zetas. (Ese cártel hará) el trabajo sucio para amedrentar estos grupos o incluso llegar a la violencia”.

No obstante, insistió en que no posee pruebas fehacientes para comprobar que ese el crimen organizado el que amedrenta o atenta contra los sacerdotes, monjas y demás religiosos que realizan labor humanitaria a favor de los integrantes de la diáspora, pero resaltó que en el país “los párrocos que han sido desaparecidos o descuartizados, pues es el estilo del narco”.


Durante su ponencia en el foro académico, Rodríguez dijo que el control del narcotráfico en la economía de la capital estatal va de la venta de inmuebles de lujo, pasando por los moteles hasta el robo de autos, e incluso la mendicidad de los transmigrantes.

Añadió que la operación de cárteles del narcotráfico en Puebla es innegable y ahora se aprovechan de la migración, obligando a transmigrantes centroamericanos a pasar droga a Estados Unidos y contratando a jóvenes de comunidades poblanas que antes se hubieran ido a ese país a buscar trabajo, como cuidadores de casas de seguridad establecidas en el territorio local a quienes pagan en dólares.

“Está más complicado que antes, ahora son más explotados, más violentados, más estafados que antes, más los meten a la cárcel sin ninguna razón, ha aumentado el dolor y sufrimiento de los migrantes”, indicó.


Agregó que otro problema es “la contaminación del paso de los migrantes, con el paso de las drogas, está muy contaminado, protegen a los migrantes para usarlos de burritos, en las camionetas que se supone que lleva migrantes, pero va la droga”.

“En las rutas de Puebla es muy fuerte el paso de las drogas, ahora son todos los municipios, incluyendo la ciudad (de Puebla), involucran a los migrantes en el tráfico de drogas, de personas y robo de autopartes, los complican y a veces por necesidad tienen que hacerlo. Los criminalizamos, los migrantes no tienen derechos, los migrantes no tienen confianza en el MP porque los ven como parte del crimen organizado”, añadió.

Indicó que, en contra parte, los transmigrantes “acuden a los albergues de las iglesias porque ahí si confían”.

“No hay detenciones de migrantes que participan en actividades delictivas, porque hay convenios de protección con las autoridades. Solo los que se zafan de los convenios son a los que detienen”, completó.

Añadió que la explotación de los transmigrantes centroamericanos que son capturados por los cárteles en Puebla siguen siendo explotados en la Unión Americana, particularmente en “los estados fronterizos de Estados Unidos California, Arizona, Texas y Nuevo México son terreno de los cárteles. Hasta allá los siguen explotando. A mí me impacta, además del tráfico de drogas, que los utilizan para entregar personas para el tráfico de órganos”.

- Anuncio -

Más noticias

Temas

Relacionadas

Aquí vamos – martes 27 de febrero de 2024.

🔴📰 Programa "Aquí vamos"... con Fermín Alejandro García y Martín Hernández Alcántara; martes 27 de febrero de 2024 👉🏼https://bitly.ws/3eoyx 🎙️Esta noche...

Últimas