Paran camioneros por adeudo de hasta 12 millones de pesos de empresas subcontratadas por Iberdrola

Al acumularse ocho meses de adeudo de entre 10 y 12 millones de pesos, camioneros de empresas subcontratadas por Iberdrola para la construcción de una central fotovoltaica en Cuyuaco y Ocotepec realizaron ayer paro de labores y bloquearon el acceso al sitio donde se desarrolla la obra.

En entrevista con La Jornada de Oriente, el dirigente regional de la CTM, Óscar Pozos Vergara, confirmó que alrededor de 100 propietarios de camiones decidieron suspender sus labores, luego de que Copsa, CV Group y Care, han incumplido recurrentemente con sus promesas de pago de entre 10 y 12 millones de pesos.

Los afectados pertenecen tanto al Sindicato Libertad como a la Central de Trabajadores de México.


Cabe recordar que en marzo pasado, las empresas se comprometieron a que el 13 de ese mes entregarían el dinero a los trabajadores, lo cual no sucedió.

“Lo que pasa muchas veces con las empresas es que te dicen: sabes qué, danos 10 días, 15 días, te pagamos y obviamente nosotros lo que hacemos es tratar de dar cierta tolerancia para pagar; pero se van alargando los tiempos y llega el momento en que tenemos que llegar a estas situaciones precisamente porque se alarga el tiempo y los compromisos no se cumplen”.

Pozos Vergara comentó que ya han tenido diálogo con representantes de Iberdrola y estos se comprometieron a hablar con los encargados de las empresas deudoras, a fin de que se establezca una mesa para encontrar soluciones.

El dirigente regional de la CTM confirmó que el gobierno del estado también ha estado al pendiente de su caso, pero eso no ha incidido para que las deudoras cumplan.

Los camioneros, abundó, están en una situación preocupante porque son afectados no solo por el adeudo sino porque han estado detenidos la mayor parte de la emergencia sanitaria de Covid–19 y requieren de dinero para poder cubrir sus necesidades.

En Cuyuaco y Ocotepec, la española Iberdrola y Alquimara construyen una central fotovoltaica, con inversión de 235 millones de dólares.

Esta operará sobre una superficie de 755 hectáreas, que abarcan los dos municipios mencionados.

De ese total, en 674 hectáreas estarán colocados los paneles solares, mientras que el resto servirá para la construcción de dos subestaciones (elevadora y de maniobra) para la distribución.

Se prevé que el parque esté listo para finales del presente año, cuando empezará a generar 300 megawatts para abastecer a 162 mil 800 hogares.

En el proceso constructivo, de acuerdo a lo que informaron los representantes de ambas empresas al gobernador Luis Miguel Barbosa, en una reunión realizada en octubre del año pasado, se generarían mil 500 empleos.