Viernes, junio 21, 2024

Para revalorar al campo, las mujeres de Calpan harán un festival del chile en nogada

Destacamos

Hilda Cruz, representante de las mujeres que conforman Casa Tonacalli, señaló que un porcentaje de las ganancias que se obtengan de la venta de los chiles será para la Casa Asís, un refugio que atiende a niñas en orfandad, así como para la labor que realiza Tonacalli, que desde hace 10 años lleva comida a vecinos que viven en soledad y pobreza en San Andrés Calpan, en especial a viejos campesinos  ■  Foto Abraham Paredes
Hilda Cruz, representante de las mujeres que conforman Casa Tonacalli, señaló que un porcentaje de las ganancias que se obtengan de la venta de los chiles será para la Casa Asís, un refugio que atiende a niñas en orfandad, así como para la labor que realiza Tonacalli, que desde hace 10 años lleva comida a vecinos que viven en soledad y pobreza en San Andrés Calpan, en especial a viejos campesinos ■ Foto Abraham Paredes

Con la advertencia de que el chile poblano autóctono se está perdiendo, ya que actualmente entre los municipios que conforman la Sierra Nevada, desde San Andrés Calpan hasta San Martín Texmelucan, tan sólo se producen alrededor de 20 hectáreas de este producto, mismas que se comercializan de manera informal y directa, y sin el apoyo del gobierno estatal, fue anunciado el Festival Itinerante de Chile en Nogada.

El proyecto es organizado por un grupo de ocho mujeres y sus familias pertenecientes a Calpan, que forman la organización Casa Tonacalli, que buscan difundir el consumo de este platillo no sólo como un asunto gastronómico representativo de la entidad, sino como ejemplo de lo que esta zona del estado produce y se está perdiendo: la nuez, las peras, manzanas y duraznos criollos, la granada que se ha adaptado al clima de la región y sobre todo el chile poblano que están cultivando en sus traspatios.

Durante una rueda de prensa José Jaen Babines, director de Eclipsus, creatividad con causa, una asociación que apoya el festival, explicó que el proyecto busca llevar este platillo por diversos puntos de la ciudad y del país para que la gente lo consuma y valore su realización, su sabor y su significado cultural.

“Es un trabajo de conciencia sobre el valor del chile en nogada, que es considerado como la joya de la corona en la gastronomía poblana, y que nació para festejar el nacimiento de una nación”, señaló Babines.

Explicó que desde el próximo lunes 29 de julio y durante todo el mes de agosto, el festival se hará en Puebla bajo una dinámica particular: sin tener un lugar fijo de venta abrirán los números telefónicos locales 4 03 87 66 y 4 03 87 67 para que las personas puedan llamar y hacer su pedido “de uno a 500 chiles”, que costarán 120 pesos por pieza y serán entregados a domicilio.

Lo mismo ocurrirá en Chihuahua capital, en San Miguel de Allende, Guanajuato, y en la delegación Coyoacán del Distrito Federal, en donde se abrirán los números locales correspondientes.

Hilda Cruz, representante de las mujeres que conforman Casa Tonacalli, señaló que un porcentaje de las ganancias que se obtengan de la venta de los chiles será para la Casa Asís, un refugio que atiende a niñas en orfandad, así como para la labor que realiza Tonacalli, que desde hace 10 años lleva comida a vecinos que viven en soledad y pobreza en San Andrés Calpan, en especial a viejos campesinos.

Enfatizó que además de esa labor asistencial el festival busca “hacer entender a los consumidores que hay una relación intrínseca entre el campo y la ciudad, y que ésta se está perdiendo en platillos como el chile en nogada, con el uso de chiles de origen chino, por ejemplo”.

Agregó que bajo el lema “Sabores del campo”, además de la venta de chiles en nogada se ofrecerá el picadillo por kilo y la nogada, ello porque la “gente tiende a desdeñar por su aspecto a la pera, las manzanas y los duraznos criollos, ya que no son como los productos de un supermercado, que son grandes y llamativos, pero sin sabor ni olor”.

Por su parte, el ingeniero Luis Armando Guerrero dijo que él y otros productores de chile en nogada pertenecientes a los municipios que se localizan en las faldas del volcán Popocatépetl han conformado –en coordinación con la Fundación Produce– la Sociedad de Productores Autóctonos de Chile Poblano de la Sierra Nevada de Puebla, con la que intentan producir y comercializar el chile poblano con un solo objetivo: detener su proceso de extinción.

Acusó que es mentira que las cámaras de restauranteros y los gobiernos que firman acuerdos para la compra de productos regionales durante esta temporada busquen y se acerquen a los productores para negociar la distribución de la materia prima de los chiles en nogada.

“Los chiles poblanos autóctonos no llegan a las mesas ni a los restaurantes poblanos porque son un lujo, porque son un producto que se está extinguiendo y porque es mentira que haya un apoyo estatal o de las cámaras empresariales, que no le compran ni un solo chile a los productores”.

Ultimas

Ximena Plaza destaca en gimnasia artística 

Obtiene cuatro medallas en sus competencias más recientes
- Anuncios -
- Anuncios -