Para reducir la burocracia, LMBH propone desaparecer Coordinación de Transparencia

El gobernador del estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, propuso la desaparición del organismo público descentralizado Coordinación de Transparencia y Gobierno Abierto como parte de las medidas que puso en marcha desde el inicio de su mandato en agosto pasado para reducir la burocracia que le heredaron las administraciones del PAN.

De acuerdo con la iniciativa, que ingresó al Congreso de Puebla ayer para someterla a votación de los diputados, las funciones del organismo serán asumidas por la Secretaría de Administración (SA) del estado.

La instalación de la Coordinación de Transparencia y Gobierno Abierto fue una de las últimas acciones de gobierno del exmandatario albiazul Rafael Moreno Valle Rosas, quien falleció en un accidente aéreo el 24 de diciembre de 2018.


De acuerdo con el decreto de creación que se publicó en el Periódico Oficial del Estado el 27 de enero de 2017, el organismo se encarga de “dirigir las acciones en materia de transparencia, atención al derecho de acceso a la información, protección de datos personales, gobierno abierto y de ejecución de acciones que se deriven del Sistema Nacional de Transparencia dentro de la administración pública estatal”.

Luis Miguel Barbosa informó que recibió 79 Organismos Públicos Descentralizados (OPD), por lo que realizó un programa para “adelgazar” la burocracia con la desaparición de 38 de esas entidades.

“Créanme que lo que estamos haciendo en el gobierno es una transformación de fondo”, manifestó el titular del Poder Ejecutivo local en una entrevista que concedió en septiembre pasado.

En la iniciativa de decreto de extinción de la Coordinación de Transparencia y Gobierno Abierto se establece que el personal del organismo será adscrito a la SA y se mantendrá sólo a los trabajadores que se consideren indispensables.

La dependencia, además, recibirá la custodia de los bienes muebles e inmuebles del OPD, así como los recursos materiales y financieros, la documentación y toda la información física y electrónica que generó ese organismo en tres años de funciones.

La propuesta de extinción será analizada en el interior de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal, la cual determinará si es procedente de ser aprobada por el pleno del Congreso.