Panaderos enfrentan pandemia con alza en insumos y caída de 25 por ciento en ventas

Foto: Es Imagen/ Daniel Casas

Panaderos poblanos se encuentran entre la espada y la pared debido a que no solo enfrentan los estragos de la pandemia del Covid-19, también aumento en los insumos y baja de 25 por ciento en ventas, en comparación con lo que comercializaban en el primer bimestre del presente año.

Juan Pérez Martínez, dirigente de la Unión de Pequeños y Medianos Industriales del Pan (Upmipan), comentó que otro factor que ha generado alza en los productos que utilizan para elaborar su producto, es el incremento en el precio del dólar.

En el caso del huevo, de enero a la fecha ha aumentado en un 15 por ciento, se los venden entre 37 y 38 pesos por kilo, pero les preocupa que la tendencia se mantenga a la alza.


Mientras que el bulto de harina, que actualmente lo adquieren en un promedio de 390 pesos, sin embargo prevén que se dispare hasta los 500 pesos.

“Si se llegan a dar estos incrementos tan altos sí se espera una situación difícil para nosotros”, comentó al panificador.

Abundó que en estos momentos no pueden hacer otro ajuste al precio del pan, tanto por la pandemia como porque se avecina la temporada de calor, que en otros años ha sido baja para ellos.

La suma de todos los factores, comentó el dirigente, podría traer como consecuencia una decrecimiento en ventas de 50 puntos porcentuales.

El último aumento que hicieron al pan fue de 1 peso y se aplicó a partir del 10 de febrero pasado a todo lo de repostería, pues en ese momento ya registraban encarecimiento de  mantequilla, margarinas y manteca, en alrededor de 40 pesos; las levaduras, tres pesos; y el huevo por mayoreo pasó de 26 a 32 pesos por kilogramo.

Juan Pérez Martínez consideró que en el  caso del huevo y su aumento, es un abuso de las granjas, toda vez que los expendedores les han asegurado que no son ellos quienes lo han encarecido.

No descartó buscar un acercamiento con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, a fin de encontrar una forma en la que él pueda intervenir para detener los precios y que no se siga afectando la industria panificadora.

El dirigente comentó que propondrá a los dueños de 20 hornos agremiados seguir “aguantando”, pero necesariamente deberá reunirse con ellos para determinar qué es lo más conveniente.

El dirigente no descartó que los panaderos entren en un caos por la pandemia y tengan que recurrir al cierre de sus negocios.

Finalmente, el representante del sector indicó que permanece en comunicación con sus afiliados, a quienes les han pedido absorber los aumentos hasta donde les sea posible, para no afectar la economía de las familias de este estado.