Lunes, junio 21, 2021

Paco Gutiérrez trabaja para que el teatro sea en vivo uniendo a espectador y actor

Destacadas

Eduardo Rivera tiene posibilidades de ser gobernador de Puebla pero debe hacer buen trabajo en el ayuntamiento: Aranda

Con su triunfo en la capital, Eduardo Rivera Pérez se posiciona para buscar la gubernatura de Puebla en 2024...

Obliga FGE a agentes del MP a pagar tinta y hojas para impresora pese a aumentos presupuestales

En la última década el presupuesto de la Fiscalía General del Estado (FGE) se triplicó hasta quedar en mil...

Durante el año de emergencia sanitaria, se dejaron sin resolver el 91% de juicios por pensión alimenticia

En el año de la epidemia por Covid-19 el rezago de los juicios a padres por pensión alimenticia alcanzó...

Bajo la premisa de que el teatro debe verse en vivo, con el encuentro de espectador y actor, el actor y director Paco Gutiérrez trabaja para que, con las condiciones sanitarias adecuadas, el hecho teatral suceda ante su público y se reencuentre con él. 

“Hay una frase: el teatro debe ser vivo y verse en vivo. El teatro no puede morir, una epidemia no puede acabar un acto de dos mil años. No voy a aceptar trabajar en línea porque no es lo mismo, porque la magia que se forma entre el espectador actor no se da”, dice seguro. 

Durante una entrevista señala que, si bien el inicio del pasado 2020 se dio con una labor teatral interesante con su visita al Encuentro Internacional de Teatro para Chillán, en Chile, y luego una gira por Monterrey con Alejandro Licona, su dramaturgo de cabecera, todo se complicó con la llegada del Covid-19. 

No obstante, durante 2020 se dedicó a trabajar con su compañía Gestos y con el taller de teatro Nantli Tlali ubicado en Tehuacán. Incluso, recuerda que hace tres años, él innovó con el trabajo de dirección que hizo a través de Skype, antes de la contingencia sanitaria, tal como ahora se hace con las diferentes plataformas donde creadores presentan sus obras. 

- Anuncio -

Consciente de que poco a poco el semáforo sanitario cambiaría, Gutiérrez continuó con la preparación de los actores en Tehuacán con todas las medidas sanitarias. Mencionó que, como ejemplo irrumpieron en una fábrica de pocos empleados, presentándose y saliendo del improvisado escenario, procurando en todo momento la sana distancia. Asimismo, resultado de ese trabajo, fue el estreno el pasado 15 de febrero de 15 minutos, una dramaturgia Alejandro Licona. 

Criticó que “muchos se han jalado los cabellos diciendo que el teatro se acabó”, cuando la realidad es que, aunque abran estos espacios, “solo serán para algunos…, para un pequeño porcentaje que pareciera que tienen derecho, y no para los demás pese a que llevamos nuestras carpetas y las presentamos”. 

“Si el público no va a ti, tu ve al público. La frase que tengo desde 1986 cuando formé Gestos en la Ciudad de México fue llevar el teatro a la gente que no pueda asistir a él”, refirió el histrión formado en el Centro de Arte Dramático con Héctor Azar. 

Por tanto, Paco Gutiérrez sabe que su tarea es llevar teatro a donde se lo pidan, a donde el público esté seguro, para que éste se plante frente a los actores y vea la propuesta teatral.  

Adelantó que, como ejemplo, el próximo 1 de mayo se hará el estreno de tres monólogos de Alejandro Licona. Se trata de El Vidente, La hermana del profeta y El maldititito, esta última protagonizada por el propio Gutiérrez. 

En El maldititito, completa, aparece Desiderio Zarzosa y Góndola, quien es el segundo poeta maldito mexicano, luego de Felipe Guerra. “Licona agarra a los poetas malditos franceses y plasma qué le sucede a alguien que quiere llegar a ser como ellos: tiene que vivir en un lugar miserable, con cinco leyes que tiene que cumplir”, cuenta Gutiérrez respecto al cuarto monólogo de Licona que ha montado. 

“Tienes que innovar. Nos quejamos que el público no va, pero habrá que cuestionarnos si hacemos el teatro que el público que necesita o el que cada compañía quiere hacer. Yo hago el teatro que creo que el público necesita: el que lo hace reír y reflexionar. En mi teatro hay denuncia social y humor”, afirmó. 

Por tanto, dijo, si se presenta el teatro que no es cercano, que ni los mismos actores y directores comprenden, entonces el público menos lo hará. “Uno mismo acabará con el teatro y con su propia perspectiva de él. Hay que formar a nuestro propio público, dándoles un buen trabajo para que lo vuelva a pedir. No basta con ganarse los presupuestos, sino a los públicos”, concluyó. 

- Anuncio -

Ultimas

Fracasa el intento de agravar las sanciones contra Claudia Rivera por actos anticipados de campaña

La Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó la amonestación...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -